Nuevas reglas para comercializar cemento se conocerán en marzo
Enviar

Cambios traerían implicaciones para uso, venta del producto e importación

Nuevas reglas para comercializar cemento se conocerán en marzo

Respuesta a señalamientos de empresas e interesados tomará hasta 15 días

Las nuevas reglas para la comercialización del cemento no se conocerán hasta marzo próximo, que será cuando se publique si habrá cambios para el uso, la venta e importación del producto.
En este momento se analizan las observaciones presentadas por las empresas, la industria, técnicos y los colegios profesionales.
La complejidad del caso llevó a tomar la determinación de responder a los señalamientos en un plazo de hasta 16 días, cuando por lo general son ocho.
La necesidad de que se emitan criterios técnicos antes de variar el reglamento es la posición tanto de la Cámara de Industrias, como del Instituto Costarricense del Cemento y del Concreto.
Un alza en los costos de producción de las constructoras y las empresas podría ser una de las consecuencias.
Si se aprueba el cambio, el peso del saco de cemento podría rebasar los 50 kilogramos, y las propias empresas tendrían que fijar el tiempo de caducidad del cemento, hoy fijado en 45 días. Además, el empaque que se requeriría sería distinto.
“El Ministerio de Economía debió esperar las conclusiones del Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme), para saber cuál es el plazo idóneo en el que el cemento no pierde propiedades. Tampoco está lista la norma técnica del Inteco”, dijo Francisco Gamboa, director de la Cámara de Industrias de Costa Rica.
La oposición de los industriales es similar a la del Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos (CFIA).
La normativa internacional establece que el peso del saco de cemento debe estar entre los 25 kilogramos.
“Eso lo manejan los peones, de modo que no imagino sacos de 70 u 80 kilogramos, vamos a ocupar bajarlos con máquinas y eso encarece las obras constructivas. Y en cuanto al envase, no es cierto que se necesite cambiar para manejar el cemento a granel, eso ya se puede hacer sin ningún problema”, agregó Olmán Vargas, director del CFIA.
Otro de los argumentos es que el cemento pierde condiciones de resistencia después de 45 días, de modo que si el fabricante revelara el tiempo, habría que tomar en cuenta los plazos de comercialización.
“Ningún carnicero dice que su carne es mala. Creemos que debe haber un tercero que mida la resistencia y que verifique que la fecha que se pone es cierta. Es cierto que con otro tipo de empaque puede durar más, pero habría que ver cómo se maneja el desecho”, comentó Irene Campos, directora general en Instituto Costarricense del Cemento y del Concreto.
Este medio de comunicación intentó conocer la posición de la empresa Cemex, que indicó que no se referiría al tema.
La tesis de que el mercado debe regirse por criterios técnicos es la de Holcim.
“Una normativa técnica bien fundamentada protege al usuario contra productos defectuosos. Lejos de impedir la competencia, la normativa técnica es requisito para que esa competencia no se haga a expensas del consumidor”, indicó Shirley Mora, coordinadora de Comunicación de Holcim.
El cambio al reglamento no toca ni la composición, ni la resistencia del cemento.
El hecho de que en otros productos sea el fabricante el que determine la fecha de caducidad es la lógica del Ministerio de Economía para proponer un cambio, así como una supuesta afectación de la competencia.
“Si no se está alterando la calidad del cemento se pueden hacer pruebas en los laboratorios para determinar su resistencia. La actual regulación está impidiendo que otros productos entren al mercado”, señaló Isabel Cristina Araya, directora de Mejora Regulatoria y Reglamentación Técnica.
El cemento a granel se tiene que comercializar el mismo día, de modo que solo las empresas ya establecidas en el país podrían hacerlo, según el MEIC.
Otra de sus apreciaciones es que el cemento se puede mantener por años, si se coloca en un lugar lejos de la humedad.

201501282251370.n33.jpg

María Siu Lanzas
msiu@larepublica.net

Ver comentarios