Empresarios pagan más por atrasos de muelle en Caldera
El nuevo muelle duplicará la capacidad de Puerto Caldera, que podrá recibir barcos de mayor calado. Esteban Monge/La República
Enviar

Ausencia de jerarca en Incop retrasa orden de inicio

Empresarios pagan más por atrasos de muelle en Caldera

Inmueble es capaz de recibir barcos de hasta 210 metros de largo

Más de dos meses lleva terminado el nuevo muelle granelero de Caldera, el cual generará una mayor eficiencia para ese puerto del Pacífico, y ayudará a bajar los tiempos de entrega y de costos para los comerciantes y consumidores.

201501252247230.n44.jpg
Sin embargo, mientras el gobierno no nombre al nuevo presidente ejecutivo del Instituto de Puertos del Pacífico (Incop), no será posible dar la orden de inicio.
Este simple trámite burocrático imposibilita al sector productivo de utilizar un puerto capaz de recibir barcos de hasta 210 metros de largo, lo que duplicaría la capacidad de la actual infraestructura portuaria.
Cuando a la terminal llega un barco granelero, el resto de naves deben esperar entre tres y cuatro días para ser descargadas, debido al limitado espacio existente.
También impide que barcos de mayor calado lleguen a Caldera, lo cual generaría economías de escala y haría más atractivo el puerto como punto para la entrada y salida de productos del país hacia los mercados asiáticos y el oeste de Norteamérica.
De parte del Incop, ya el puerto fue recibido. El Consejo Nacional de Concesiones también dio su visto bueno e incluso ya estaba previsto un acto de inauguración para el 18 de diciembre.
Pero la abrupta salida de Jorge Luis Loría de la Presidencia Ejecutiva, por presuntas anomalías en su nombramiento, dio al traste con la actividad.
Desde entonces, el gobierno no nombra a nadie en el cargo y no hay claridad de que este martes, en su próxima sesión, el Consejo de Gobierno nombre al nuevo jerarca.
El muelle podría estar funcionando desde diciembre, reconoció Jorge Mora, secretario general de Concesiones.
Lo único que se había solicitado era realizar unos trabajos en el sistema de protección del muelle, que no implican ningún problema para que pueda recibir a los barcos graneleros.
Duplicar la capacidad del muelle no solo implica un mayor beneficio para los importadores y exportadores, sino que la Sociedad Portuaria de Caldera podrá empezar a recuperar una inversión de más de $35 millones en su construcción, además de la compra de equipo moderno, incluida una grúa Postpanamax para la atención de los barcos portacontenedores.
La empresa concesionaria prefirió no referirse al tema por el momento.
Desde que el puerto se dio en concesión, en 2006, se incluyó en el contrato la construcción de un muelle granelero, el cual ha vivido un completo calvario debido a diferentes recursos interpuestos por organizaciones ambientalistas y sindicales.

Rodrigo Díaz
[email protected]

Ver comentarios