Logo La República

Miércoles, 23 de junio de 2021



NACIONALES


Entrevista especial

Christiana Figueres: “Costa Rica necesita el jalón de una oreja, no de las dos, en materia ambiental”

Lideresa ambiental considera que, teniendo una matriz eléctrica tan limpia, deberíamos electrificar el transporte

Jeffry Garza [email protected] | Miércoles 02 junio, 2021

una mujer con heterocromía en vestido oscuro, sobre un fondo de naturaleza
"En Costa Rica siempre fuimos muy bendecidos de no tener ninguno de los combustibles fósiles: nunca tuvimos carbón, ni petróleo, ni gas natural [...]", dijo Christiana Figueres, exsecretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Cortesía Jimena Mateo/La República


Se estima que el cambio climático matará cinco veces más personas que la pandemia, pero el temor a este fenómeno global no es tan evidente como el que tenemos a la Covid-19.

La vacuna para este mal climático fue articulada por una costarricense, Christiana Figueres, cuando fue secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Pese a ello, no se siente un mesías del clima, y reconoce que queda mucho camino por recorrer.

Incluso Costa Rica, un país líder ambiental, no saca nota 100 en esta prueba, según Figueres, porque sigue importando muchos combustibles fósiles.

La lideresa climática conversó con LA REPÚBLICA sobre los retos mundiales y los retos país con respecto al cambio climático.

¿Se siente como una heroína del clima por haber articulado el Acuerdo de París?

No, para nada. La verdad es que algo tan complejo y con tantas aristas jamás puede ser articulado por una sola persona.

A mí me tocó el gran honor de dirigir la orquesta, pero la “música la hacen los músicos”, y en este caso hubo miles de personas involucradas, que durante cinco años hicieron grandes esfuerzos.

Lo que hay de verdad que reconocer del Acuerdo de París es el esfuerzo colaborativo.

En su momento usted agradeció de manera irónica la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París, ¿qué opina ahora de que ese país regresó bajo la batuta de Biden?

Es un regreso dramático, definitivamente, y no solo logra recuperar el tiempo perdido en los cuatro años de Trump, sino que va mucho más allá. La nueva administración se sintió obligada desde el punto de vista de la ciencia y la moral, de “rayar por la izquierda”.

Lea más: Estados Unidos regresa al Acuerdo de París

Bajo la administración Biden, Estados Unidos se convierte en el primer país del mundo que no solo pone una Contribución Nacionalmente Determinada (NDC, en inglés), sino que ordenó a todas las instituciones del Estado mirar su cartera de responsabilidades a través del lente del cambio climático.

Espero que ese modelo también sea replicado por todos los otros países que suscribieron el acuerdo, ya que estamos frente a cambios que no se vislumbran en el futuro, sino que el cambio climático ya hoy afecta todas las actividades humanas.

En Costa Rica especialmente el sector de energía y transporte comprometen la meta de emisiones del Acuerdo, ¿necesita el país un jalón de orejas en materia ambiental?

Creo que necesita el jalón de una oreja, no de las dos. En Costa Rica siempre fuimos muy bendecidos de no tener ninguno de los combustibles fósiles: nunca tuvimos carbón, ni petróleo, ni gas natural […]. En ausencia de todos esos combustibles, nosotros siempre hemos generado nuestra electricidad de una manera limpia. Es matriz energética se la desearían una gran cantidad de países en el mundo, donde el reto más grande es limpiar su matriz eléctrica.

Ahora, una parte de las emisiones de energía es la que corresponde al uso de combustibles fósiles para el transporte, y ahí no estamos bien, ya que todavía estamos importando combustibles fósiles para transporte y la verdad es que no deberíamos. Teniendo una matriz eléctrica tan limpia, nosotros deberíamos electrificar la gran mayoría del transporte, empezando por el liviano.

Lea más: ¿Se debe prohibir la exploración de petróleo?

¿Qué opina de la intención de algunos sectores de que se explore y explote petróleo en el país?

No podemos darnos un lujo tan irresponsable, por un lado, por lo que te mencionaba de nuestra matriz tan limpia, y, número dos, ya pasamos el pico de la demanda de petróleo. El petróleo va de picada, al igual que el gas, entonces, tenemos asegurados 50 años de oferta con las reservas actuales, pero ¿la demanda? No tendría ningún sentido gastar dinero en eso, e incluso la Contraloría General de la República respalda este argumento.

El cambio climático matará cinco veces más personas que la pandemia, y muchas de las soluciones para ambos problemas dependen de los gobiernos. En su libro “El futuro por decidir”, ¿qué habría dicho diferente si lo estuviera escribiendo hoy, después de vivir tiempos de pandemia?

En el libro se describe una realidad que debíamos evitar a todo costo, que es el vivir diario de personas usando mascarillas para salir de sus casas, pero por producto de la polución del aire. Me quedé pensando en eso después de que empezara la pandemia y dije: - ‘Wow’, bueno, ¡jamás se nos ocurrió al escribir el libro que todo el mundo necesitaría mascarillas!

Aunque sea por razones distintas, el efecto sicológico de las mascarillas es parecido. Antes de la pandemia, si alguien nos hubiera descrito lo que todos los ciudadanos del mundo hicimos el año pasado probablemente hubiera pensado que es una exageración, pero no, son transformaciones obligadas por una crisis global.

Para responder a tu pregunta, yo el libro lo escribiría exactamente igual, tal vez tomando algunas lecciones de la pandemia, como que los problemas mundiales se globalizan en un instante. La pandemia ha sido una dolorosa enseñanza, que nos “ha dado por la jupa”.

Cuéntenos un poco de sus recientes alianzas con Amazon e Impossible Foods, ¿qué rol tienen las grandes compañías en la lucha contra el cambio climático?

No podemos hacer frente al cambio climático sin las empresas, ciertamente sin las grandes, pero también sin las pequeñas, por dos razones muy simples. La primera es que son ellas las responsables de hacer los productos y servicios que consumimos, entonces, si estos son altos en carbono, naturalmente la economía será alta en carbono.

Si nosotros exigimos productos bajos en carbono, las compañías empezarán a reaccionar, y eso es lo que está pasando con Amazon e Impossible Foods, así como con muchas empresas grandes.

Tanto usuarios como corporaciones se están dando cuenta de que la única manera de salir adelante en el futuro es con productos bajos en carbono, y desde ya las compañías están dando alternativas para que los consumidores tomen decisiones más consideradas con el ambiente.


PERFIL


Nombre Christiana Figueres Olsen
Profesión Antropóloga y diplomática

Experiencia

  • Exsecretaria, Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático
  • Copresidenta, Grupo de Contacto sobre Directrices al Mecanismo de Desarrollo Limpio de las COP
  • Asesora principal, Cambio Climático para ENDESA Latinoamérica
  • Vicepresidenta, Comité Superior de la Agencia de Evaluación de Riesgo en Proyectos de Carbono

Formación

  • Escuela de Economía y Política de Londres


NOTAS RELACIONADAS


Mujer frente a arte de tren eléctrico

Tren eléctrico interurbano “ilusiona” a Christiana Figueres

Viernes 10 julio, 2020

Aire más limpio, menos presas y generación de empleo serían algunas de la ventajas.






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.