Logo La República

Martes, 13 de noviembre de 2018



NACIONALES


Evadir impuestos será más difícil

Esteban Arrieta [email protected] | Viernes 03 agosto, 2012



Nuevas armas para Tributación elevarían recaudación
Evadir impuestos será más difícil

Levantamiento de secreto bancario y publicación de morosos entre medidas

Nuevas armas para frenar la evasión de impuestos tendrá dentro de poco el Ministerio de Hacienda.
El levantamiento del secreto bancario y más y mejores sanciones tanto administrativas como económicas contra los evasores, forman parte de ese arsenal.
La aprobación el lunes anterior de la ley de transparencia fiscal y la iniciativa de fortalecimiento de la gestión tributaria podría ayudar al Ministerio de Hacienda a cobrar de mejor forma los tributos y por ende elevar la recaudación.
El objetivo de esos dos proyectos es detener el asfixiante déficit fiscal que pone en peligro la estabilidad económica del país.
Uno de los elementos a los que se les podría sacar mayor provecho por parte de la administración tributaria es al levantamiento del secreto bancario.
En caso de aprobarse en segundo debate, la ley de transparencia fiscal permitiría que de ahora en adelante el acceso a la información y las cuentas bancarias de los contribuyentes sea más sencillo.
Esto porque no sería necesario que existan pruebas contundentes para conseguir el levantamiento del secreto bancario por parte de un juez, sino que tan solo se le deberá demostrar que es necesario para el Ministerio de Hacienda.
En ese sentido, la resolución del juez no debe ser superior a diez días.
“Por un lado se mantienen las garantías de los derechos de los contribuyentes, pero también se flexibiliza en el sentido de que no tiene que haber un presunto delito de por medio para solicitar el levantamiento del secreto bancario”, expresa Alan Saborío, socio director de Deloitte.
Mientras tanto el proyecto de fortalecimiento de la gestión tributaria refuerza las obligaciones de la administración tributaria para fiscalizar y sancionar.
Por ejemplo, permitirá que el Ministerio de Hacienda sea más agresivo en la vía administrativa, la cual da mejores resultados que la vía penal, pues en la historia del país solo se ha dado una condena por este tipo.
Actualmente, para llevar a una empresa ante la justicia por evasión de impuestos, se requiere que la defraudación ascienda a por lo menos 300 salarios base, mientras que la ley de gestión tributaria establece ese umbral en 500 salarios base.
Esto implica un mayor campo de acción para establecer multas y cerrar negocios, en vez de pasar años en la vía penal sin obtener mayores resultados.
Otro elemento importante que se incluye en esta ley está relacionado con la facultad que se obtendrá para publicar en medios de comunicación la lista de las empresas morosas.
Asimismo, se prohíbe expresamente al gobierno otorgar licitaciones públicas a empresas o personas morosas con la Caja Costarricense de Seguro Social.
La aplicación efectiva de estas dos leyes por parte de Hacienda, permitirían al Poder Ejecutivo salir de su incómoda situación fiscal, considera Patricia Pérez, diputada del Movimiento Libertario.
“Hemos calculado que la evasión fiscal asciende al 5,8% de la producción. Considero que con estas nuevas leyes se podría aumentar la recaudación en un 3% y de esta forma, tendríamos un déficit manejable, que evite la aprobación de un nuevo plan fiscal, como quería este gobierno”, concluyó Pérez.

Esteban Arrieta
[email protected]