Euro barato beneficiaría a consumidores
Las bebidas europeas estarán más baratos, asegura Javier Abreu, Gerente de Operaciones, distribuidora Yamuni. Erick Matamoros/La República
Enviar

Comercio tendría que ajustarse a nueva realidad

Euro barato beneficiaría a consumidores

Exportar a la Unión Europea se complica, tras caída de la moneda


RESUMEN EJECUTIVO
Con la crisis griega que estalló la semana pasada, el valor del euro llegó a su nivel más bajo de los últimos cinco años.
Un euro barato beneficiaría a los consumidores costarricenses que cada año compran una amplia gama de productos europeos, desde los vinos hasta los vehículos, mientras se crearían retos para los exportadores.
El fenómeno del euro barato además podría persistir durante este año, dada la vulnerabilidad de la economía europea.

201501272237140.n111.jpg
El euro en los últimos días ha llegado a su valor más bajo de los últimos cinco años, lo cual tiene repercusiones positivas para los consumidores.
Se trata de una caída del euro desde hace un mes de $1,23 al cierre de ayer de $1,13, tras haberse mantenido durante los dos años anteriores a un nivel cercano a $1,30.
Al igual al dólar, el colón ha apreciado ante el euro, que ayer valió tan solo ¢612, en comparación con ¢650 hace 30 días.
El impacto se reducirá por la tendencia de varias empresas de exportar o importar siempre en dólares, de modo que no están afectadas por la variación en el precio del euro.
Otras empresas compran una cobertura cambiaria.
Sin embargo, la cobertura no es permanente, mientras otros exportadores e importadores se arriesgan con el tipo de cambio, así que quedarían expuestas a las fluctuaciones.
En lo que a los consumidores costarricenses de los productos europeos se refiere, un euro, que vale alrededor de $1,13, les aportaría un beneficio, sobre todo en cuanto a medicamentos, agroquímicos y varios tipos de comida y bebidas, que se importan en volúmenes importantes en el país.
“Se ha visto un beneficio a la hora de importar los productos con proveedores que venden en euros, ahora es más competitivo comprar en esta moneda, por la situación que se está dando en todo Europa, el cliente final también se verá beneficiado”, explicó Javier Abreu, gerente de Operaciones, Distribuidora Yamuni.
La estrategia de las importadoras costarricenses ante este fenómeno cambiario sería en gran parte la de determinar cómo variar sus compras para aprovechar los precios bajos europeos.
“Se sentirá un beneficio tanto en los precios de bienes de capital como al consumidor”, indicó José Quirce, presidente de la Cámara Costarricense de Importadores.
Mientras tanto, un euro barato les complica la vida a los exportadores de varios productos costarricenses, sobre todo la piña, el café y el banano.
“Hoy la presión en la baja del precio de la piña es alarmante, por la baja en el euro, esperamos que las medidas que toma Europa en su economía nos ayude, porque nos está perjudicando en nuestro negocio”, explicó Christian Herrera, presidente de la Cámara de Productores y Exportadores de Piña.
El turismo también podría quedar afectado, dado que un euro hoy compra bastante menos servicios costarricenses que hace un año.
Las personas de los países que utilizan el euro en 2014 representaron el 15% de las visitas al país por vía aérea.
En cuanto a las tendencias hacia el futuro, es de esperar que quede barato el euro durante este año, dados los retos político económicos que enfrenta la Unión Europea.
Una fecha importante será el 28 de febrero, cuando vencen varias deudas multimillonarias de Grecia, que por el momento no cuenta con las reservas adecuadas para cancelarlas.
La moneda además podría desestabilizarse si el nuevo gobierno griego, elegido la semana pasada, procurara el abandono del euro a favor de un retorno al dracma, el dinero original nacional.
Mientras tanto, la economía de la Unión Europea crecerá de forma lenta este año, se trata de un crecimiento del valor de la producción de tan solo el 1,2%, según la consultoría global EY.

201501272237140.n11.jpg

Redacción
[email protected]
Colaboraron Javier Adelfang y Fabio Parreaguirre

Ver comentarios