Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Bristol-Myers Squibb reducirá planilla

| Jueves 06 diciembre, 2007



Bristol-Myers Squibb reducirá planilla


Nueva York -- La compañía farmacéutica Bristol-Myers Squibb se propone reducir en un 10% su plantilla y en más de un 50% sus plantas de producción entre 2007 y 2010, en un ambicioso plan para ganar eficacia y competitividad, según informó ayer la empresa.
Algunos de esos puestos de trabajo fueron ya eliminados en este año, pero la mayor parte del recorte se realizara en 2008 y 2009, apuntó la compañía sin especificar cifras.
“A la vez que reducimos puestos en ciertas funciones continuaremos invirtiendo en las áreas de investigación y desarrollo, biológica y comercial”, señaló James Cornelius, consejero delegado de la empresa farmacéutica, en un comunicado.
La empresa estadounidense explicó esas y otras iniciativas durante una reunión con inversores y revisó a la baja sus perspectivas de ganancias en el presente ejercicio fiscal.
La compañía consideró que el beneficio por acción al final del ejercicio de 2007 se situará entre $1,15 y $1,20 por título, comparado con cálculos de entre $1,28 y $1,33 que había divulgado con anterioridad.
Las previsiones menos favorables reflejan el efecto de un cargo negativo de unos $300 millones, asociado a medidas para incrementar la productividad, y que prevé contabilizar en el cuarto trimestre de este año.
Para el ejercicio de 2008, la empresa espera un beneficio de entre $1,44 y $1,54 por título.
La compañía afirmó que continuará invirtiendo en productos claves para su crecimiento, incluidos los fármacos para el tratamiento de enfermedades cardiovasculares y otros relacionados con el metabolismo.
También se propone salir del sector relacionado con el equipamiento gráfico para la Medicina y reubicar recursos que le permitan plantearse futuras adquisiciones estratégicas para su crecimiento, así como establecer colaboraciones con otras compañías.
La empresa explicará también a sus inversores detalles de un ambicioso conjunto de iniciativas para mejorar la productividad, la eficacia y la competitividad de la compañía.
Esas medidas incluyen una reducción general de operaciones y también en el área administrativa, subcontratar actividades cuando lo considere apropiado y simplificar la presencia de la compañía desde el punto de vista geográfico.
También reducirá en un 60%, entre 2007 y 2011, el número de marcas comerciales en su cartera de productos con pocas perspectivas de crecimiento.
La empresa prevé que el costo asociado a la mejora de productividad será de entre $900 y $1 mil millones antes de impuestos, de los que incluirá entre $400 y $500 millones en las cuentas de 2008, otros $300 millones en 2007 y el resto no ha decidido aún cuando lo contabilizará.
La compañía informó además que su consejo de administración acordó incrementar un 11% el dividendo para el próximo año, el primer aumento que aprueba en 5 años.
Las acciones de Bristol-Myers se depreciaban ayer un 0,6% en la Bolsa de Nueva York y se negociaban a $28,89 después de la media sesión, 17 centavos menos que al cierre de la jornada anterior.