Foto 1
Enviar

Tercera rebaja en la Tasa de Política Monetaria del 2015

Por tercera oportunidad en lo que va del año el Banco Central bajó la Tasa de Política Monetaria (TPM), en esta ocasión se redujo en 50 puntos base, así que desde ayer se ubica en 4% anual, de acuerdo con una disposición emitida por la Junta Directiva.
El principal factor para la rebaja es la ausencia de presiones inflacionarias de origen externo. Además, si bien analistas internacionales consideran que es previsible un aumento de las tasas de interés en los Estados Unidos, la probabilidad de que eso ocurra en el corto plazo es baja.
“El crecimiento económico mundial ha mostrado una recuperación, según ha estimado el Fondo Monetario Internacional, pero ese crecimiento continúa siendo moderado y desigual.  Por otra parte, el precio de las materias primas en los mercados internacionales permanece bajo y no se prevén cambios abruptos en los próximos trimestres”, explicó Eduardo Prado, gerente del Central, sobre otras consideraciones del rebajo.
En lo que va del año este indicador se ha modificado en tres ocasiones, así a inicios de febrero pasó de 5,25% a 4,75%. La otra variación fue de 25 puntos base aplicada el 19 de marzo, ubicándola en 4,50%, cifra que estuvo vigente hasta ayer.
Se espera que el nuevo cambio de la TPM se transmita al espectro de tasas de interés locales, lo cual tendería a reducir el costo del financiamiento en moneda nacional.
Entre otras consideraciones para bajar la tasa se ubica que en nuestro país, la inflación general, aproximada por la variación interanual de Índice de Precios al Consumidor fue de 3,05% en marzo del 2015, cifra cercana al límite inferior del rango meta contemplado en el Programa Macroeconómico(4% ± 1 p.p.). 
De igual forma, los indicadores de inflación subyacente (promedio en 3,8%) se mantienen dentro de dicho rango y continúan denotando la ausencia de presiones adicionales de demanda agregada, en particular, de origen monetario.
En lo que respecta a las expectativas de inflación, si bien en marzo su valor medio (5,6%) siguió por encima del límite superior del rango meta, muestra una clara tendencia a la baja desde diciembre del 2014 (6,2%). 
En línea con ese comportamiento, el valor de la mediana y la moda de la distribución muestral de dichas expectativas se ubicó en torno a 5,0% en el primer trimestre del año.
Así también, la actividad económica del país, medida por el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE), registró en el primer bimestre del 2015 una variación interanual de 2,4% (3,7% en feb-14) y una media de 12 meses de 3,3% (3,7% un año antes). 
Esta desaceleración se observó en la mayor parte de las industrias, en especial destacó la reducción en la actividad agropecuaria.  Para los próximos trimestres no se prevén presiones de demanda agregada sobre la inflación.

Fabio Parreaguirre
[email protected]

Ver comentarios