Enviar

Aceptar nuevas condiciones o cambiar al servicio satelital

Surgen alternativas ante concentración de cableras

Cable siempre será atractivo, asegura Tigo

Surgen varias alternativas para ver televisión por suscripción, tras la concentración de las cableras.
Es un tema actual para clientes de las empresas absorbidas, por cambios en el servicio y en las tarifas.
Al mismo tiempo, los clientes de otras cableras pueden pensar en las opciones, que hoy existen en el mercado, incluida televisión por satélite, e Internet inalámbrico o por línea telefónica fija.
El tema cobra importancia tras la inminente compra de Telecable por parte de Tigo, así como la fusión el año pasado de Cablevisión por Grupo ICE, con el resultado de que haya cambios en el servicio.
Se trata de variaciones en las tarifas, así como en la programación, entre otros, que motivarían a los clientes a analizar las nuevas opciones disponibles en el mercado.
Una de las alternativas es aceptar las condiciones que le ofrece el nuevo proveedor.
De lo contrario, ellos —al igual que el cliente de cualquier cablera— puede cambiarse a la televisión satelital, que además de ser más económica ofrece imagen y sonido digital, desde el paquete más básico y cobertura en todo el país.
En lo que al costo mensual del servicio se refiere, se encuentra disponible en un rango que va entre ¢9.500 con Tigo Satelital, ¢12.500 con Claro y ¢14.500 en QualyTV, dependiendo del paquete, mientras que la mensualidad básica de Cabletica cuesta ¢19.400 y el de Tigo ¢21.900 mensuales.
Por otro lado, sería cuestión de encontrar por aparte un proveedor de Internet, ya que las empresas de televisión satelital no ofrecen este servicio.
En ese caso, las opciones que tienen los usuarios son el servicio Kolbi Hogar del ICE, o buscar una conexión inalámbrica 4G o WiMax.
El servicio del Kolbi Hogar se trata de una conexión ADSL por una línea de cobre desde 2 megabits a un costo mensual de ¢11 mil, siempre que esté a menos de cuatro kilómetros de la central telefónica más cercana.
Otra opción es el servicio 4G inalámbrico desde 2 megabits mediante una datacard, a un costo mensual de ¢12.500 con Claro y de ¢18 mil con Movistar.
En el caso de Japi, podría adquirir un módem 4G portátil conocido como Wi-Mi tiene un costo de $28 mensuales por 2 megabytes.
En cuanto a la concentración del sector de las cableras, se trata de una cuota del mercado del 54% en el caso de Tigo, ya con la adquisición de Telecable, mientras la participación de Kolbi TV, una división de Grupo ICE, se incrementó al 6%. La participación de Cabletica es del 31%.
“Una eventual integración permitiría a los usuarios de ambas empresas mayor cobertura geográfica, más variedad de servicios y productos innovadores, así como la continuidad a acciones estratégicas como aumento de velocidades de Internet y desarrollo de aplicaciones móviles para disfrutar eventos musicales y deportivos”, dijo Norman Chaves, gerente de Asuntos Corporativos de Tigo Costa Rica.

201501292250420.n33.jpg

Johnny Castro
[email protected]

Ver comentarios