Enviar
Regulación obliga a rediseñar proyectos de titularización de obra pública
Aunque el despegue de la figura estaba previsto para el año pasado, la figura fue frenada por disposiciones de la Superintendencia

Juan Pablo Arias
[email protected]


Pese a que el mercado de valores esperaba para 2009 el despegue del desarrollo de obras públicas mediante la figura de fideicomisos de titularización, en la actualidad algunos de estos proyectos se encuentran varados debido a un proceso regulatorio.
El Banco Nacional fue uno de los que planearon una serie de proyectos bajo esta modalidad. Por el orden de $800 millones, anunció en enero de 2009 obras para el Ministerio de Hacienda, las universidades, y Radiográfica Costarricense.
También mediante titularización, el Nacional comentó la posibilidad de construir EBAIS para la Caja Costarricense de Seguro Social, y captar recursos para la Empresa de Servicios Públicos de Heredia.
Ninguno de estos proyectos tiene oferta pública actualmente en el Mercado de Valores.
En junio del año anterior, la Superintendencia General de Valores (Sugeval) emitió la directriz para no titularizar flujos futuros, que dio al traste con esas titularizaciones.
“Eso frenó todos los procesos de titularización, inclusive los que se estaban estudiando”, comentó Damaris Ulate, directora de la Cámara de Emisores.
La historia es diferente en el Banco de Costa Rica (BCR). Esta entidad ha estructurado varias emisiones de valores, públicas y privadas, siguiendo los lineamientos de la regulación.
En relación con emisiones de valores de oferta pública se realizó la titularización para el Fideicomiso PT Garabito, cuyo propósito es la construcción de una planta de energía térmica, la cual será posteriormente arrendada al ICE; con un costo total de $360 millones.
“En realidad no existen obstáculos de relevancia para la realización de fideicomisos de titularización, en tanto los fideicomisos cumplan con lo señalado en el Título IV del Reglamento de Oferta Pública de Valores”, opinó Mario Rivera, gerente general del BCR.
En la misma línea opinó Juan José Flores, superintendente de valores. “Las posibilidades sí existen. La figura de la titularización está regulada en nuestra normativa, de ahí que existan varias titularizaciones autorizadas en nuestro mercado”, sostuvo.
El vehículo de titularización puede ser un fideicomiso o un fondo de inversión de titularización. La condición fundamental es que se cree como un patrimonio independiente constituido por la cesión incondicional de flujos o activos por parte del ente originador.
Esta condición puede cumplirse por parte de instituciones estatales en busca de financiamiento, “sin embargo no se cumplía en la única propuesta que formalmente ha conocido esta Superintendencia”, mencionó Flores.
No obstante, aun para el caso en que no se puede titularizar habría otras figuras que se podían utilizar, como los fideicomisos emisores o los fondos de desarrollo inmobiliario.
Adicionalmente, la Superintendencia se encuentra preparando normativa para crear otro mecanismo con el fin de que un fideicomiso pueda construir obra pública y que se financie mediante la emisión de deuda.
“Quizás, lo que ha sucedido es que en la buena intención de llevar a cabo fideicomisos de esta naturaleza, algunas entidades plantearon estructuras de titularización novedosas que, a lo mejor no estaban contempladas en la regulación”, manifestó Rivera.
Ante este panorama algunas de las entidades proponentes se han visto obligadas a rediseñar y reestructurar sus propuestas.
“El principal beneficio es que al intervenir la Superintendencia se logra una mayor claridad sobre lo que se puede y no se puede titularizar”, agregó el gerente.
El BCR está en proceso de realizar otras emisiones bajo figuras similares, para el desarrollo y financiamiento de varias obras de mejoramiento del sistema eléctrico nacional.
También está en negociaciones con otras instituciones que tienen necesidad de financiar obras de envergadura, algunas de las cuales han preferido esperar hasta no tener claro el panorama y los criterios que aplicará la Sugeval en el futuro para este tipo de figuras.
Inversionista intentó conocer la posición del Banco Nacional sobre el tema, sin embargo al cierre de la edición la oficina de prensa no respondió las consultas enviadas.
Solamente los fideicomisos de los proyectos hidroeléctricos Cariblanco y Peñas Blancas, arrendados al ICE, se encuentran bajo la administración del Nacional.






Ver comentarios