Reforma a Ley de Expropiaciones aún no ve la luz
“La ley agiliza plazos de ejecución pero es necesario que vaya acompañada de una sólida gestión pública”, dijo el diputado Mario Redondo. ESTEBAN MONGE/LA REPÚBLICA
Enviar

El gobierno aún espera utilizar una herramienta que le permitirá agilizar los procesos de expropiación, de modo que se eviten atrasos de años y, por consiguiente, mayores costos en la ejecución de los proyectos de obra pública.

201502022148550.n888.jpg
Sin embargo, tres meses después de haber sido aprobada por unanimidad en la Asamblea Legislativa, todavía no puede aplicarse, debido a que aún no ha sido publicada en La Gaceta.

Un exceso de trámites burocráticos ha retrasado la publicación de las reformas a la ley 7495, que regula los mecanismos para expropiar terrenos para la construcción de obra pública.

Tras su aprobación en el Congreso, el pasado 30 de octubre, el proyecto de ley fue a Casa Presidencial, donde “durmió” cerca de dos meses y medio. A mediados de enero fue enviado al Ministerio de Obras Públicas y Transportes, que lo mandó para publicación a la Imprenta Nacional el pasado viernes 23 de enero.

“El periodo que dice la ley es de diez a 15 días, por lo que podría esperarse que se publique en La Gaceta entre el 6 y 13 de febrero. No obstante, una publicación podría adelantarse si es de interés público o si se requiere con urgencia”, explicó Jacqueline Cubillo, de la oficina de prensa de la Imprenta Nacional.

Los cambios en la Ley de Expropiaciones que se aprobaron eliminan el obstáculo de esperar un proceso de apelación, en caso de que el antiguo dueño esté en desacuerdo con el monto a pagar. Dicha apelación podría tardar varios años.

Con la reforma, el gobierno podrá tomar posesión del terreno en pocas semanas después de la adjudicación.

En caso de que el dueño de la propiedad no esté de acuerdo puede apelar ante un juez por un monto mayor, pero ya la propiedad pertenecería al Estado.

Sin embargo, la ley no puede aplicarse en forma retroactiva, por lo que proyectos que actualmente están en curso no pueden utilizar esta herramienta para agilizar sus diferencias con los dueños de propiedades.

Este es el caso de la nueva vía a San Carlos, donde el gobierno sigue con dificultades para solucionar la expropiación de unas fincas por donde pasa la obra.

Esta situación podría provocar un retraso a la inauguración de la carretera, prevista para el año próximo.

La reforma a la ley tampoco resuelve el tema de los trámites que realiza la administración para decidir la expropiación, por lo que estará sujeto al interés del Estado en agilizar este proceso y que genere un beneficio real, ante la necesidad de avanzar en el desarrollo de infraestructura.

201502022148550.n88.jpg

 



Ver comentarios