Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



GLOBAL


Raúl Castro reducirá organismos del Estado

| Lunes 25 febrero, 2008



Hermano de Fidel fue elegido ayer para sustituirle en la presidencia Cubana
Raúl Castro reducirá organismos del Estado

• El parlamento cubano le autorizó para seguir consultando a Fidel Castro las decisiones políticas.

La Habana EFE- El jefe de la revolución cubana, Fidel Castro, dejó ayer, a los 81 años de edad, la presidencia y la comandancia de las Fuerzas Armadas de Cuba, en las que le reemplazó su hermano Raúl, de 76, quien, nada mas asumir, le reconoció como “insustituible”.
El nuevo presidente de Cuba anunció que, entre sus primeras acciones, reestructurará la Administración e impulsará una reducción de los organismos del Estado para “hacer más eficiente la gestión” del Gobierno.
“Hoy se requiere una estructura más compacta y funcional, con menor número de organismos de la Administración Central del Estado y una mejor distribución de las funciones que cumple”, indicó Raúl Castro en su discurso de asunción ante la Asamblea Nacional.
“Lo anterior permitirá reducir la enorme cantidad de reuniones, coordinaciones, permisos, conciliaciones, disposiciones, reglamentos circulares, etcétera”, explicó.
Además, señaló que “contribuirá a concentrar algunas actividades económicas decisivas, hoy dispersas en varios organismo, y hacer mejor empleo de los cuadros”.
El general Castro afirmó que la Asamblea acordó considerar la composición del Gobierno en una futura sesión en el transcurso del presente año, no para hacer nombramientos sino realizar cambios que resultan necesarios.
Señaló que su Gobierno tendrá presente la prioridad de “satisfacer las necesidades básicas de la población, tanto materiales como espirituales, partiendo del fortalecimiento del crecimiento sostenido de la economía”.
El anuncio oficial del la designación de general Raúl Castro lo hizo a media tarde el reelegido presidente del Parlamento, Ricardo A
larcón, entre aplausos de la sala.
En sus primeras palabras, Raúl Castro afirmó que el comandante en jefe de la revolución sigue siendo Fidel, a pesar de sus quebrantos de salud, y que solo el Partido Comunista es digno heredero suyo
El parlamento cubano autorizó a Raúl Castro a seguir consultando al líder de la revolución, Fidel Castro, tal y como había solicitado al pleno de la Asamblea tras ser nombrado jefe del Estado.
Presidente interino durante los últimos 19 meses, el general encabezó la lista única de candidatos presentada a la Asamblea Nacional para designar por cinco años al nuevo presidente y demás dignatarios del Consejo de Estado.
Hijo del inmigrante gallego Ángel Castro y segundo de Fidel en todos los frentes políticos, militares e institucionales, Raúl era hasta ahora primer vicepresidente de los consejos de Estado y de Ministros, segundo secretario del Partido Comunista y ministro de las Fuerzas Armadas.
José Ramón Machado Ventura, médico de 77 años, fue elegido como nuevo primer vicepresidente de la cúpula cubana, en la que prácticamente solo ha cambiado Fidel Castro.
Serán vicepresidentes del Consejo de Estado Carlos Lage, Juan Almeida, Esteban Lazo, Abelardo Colomé Ibarra y Julio Casas Regueiro, todos ya dirigentes conocidos del régimen, y el secretario será José Miyar Barruecos.
Es la primera transición en el liderazgo cubano desde que los Castro derrocaron al dictador Fulgencio Batista el 1 de enero de 1959 y el mensaje es diáfano: todo sigue igual.
El 20 de enero pasado, tras los comicios generales, Raúl Castro aseguró que esta legislatura sería de decisiones importantes.
Muchos cubanos esper
an de Raúl Castro reformas económicas que alivien la escasez de alimentos, vivienda, transporte y otros artículos y servicios esenciales, aunque en sus 19 meses como presidente interino prácticamente no ha adoptado medidas concretas al respecto.


Perfil del nuevo mandatario

Fidel Castro anunció el martes pasado que no aspiraba, por razones de salud, a la reelección en ese cargo que ejercía desde que se creó en actual sistema de Gobierno en 1976.
Raúl Castro era presidente provisional desde hace 19 meses, cuando su hermano sufrió una enfermedad intestinal que le ha impedido aparecer en público desde entonces.
Fidel lo escogió ya como sucesor tras el triunfo rebelde sobre el dictador Fulgencio Batista en 1959 y ha sido segundo al mando en todos los frentes políticos e institucionales.
El convaleciente líder cubano tenía hasta ahora los cargos de presidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros, primer secretario del Partido Comunista, jefe supremo de las Fuerzas Armadas y comandante en jefe de la Revolución.
Raúl era primer vicepresidente de ambos consejos, segundo secretario del partido, ministro de las Fuerzas Armadas y el único en Cuba con rango de general del Ejército.
Los biógrafos del quinto y el octavo de los nueve hijos que tuvo con dos cubanas el gallego Ángel Castro, que emigró sin un real y terminó hacendado, narran que ellos han tenido enconadas disputas, pero en público no delatan nunca la menor fisura.
Raúl “dirige la mayor parte de los asuntos diarios del Gobierno de Cuba, mientras que su hermano dedica más tiempo a los asuntos globales e ideológicos”, escribió hace dos décadas el periodista y biógrafo estadounidense Tad Szulc.