Promoción es el As bajo la manga inmobiliaria
Enviar
Promoción es el As bajo la manga inmobiliaria

La industria de bienes raíces en Guanacaste vive un momento de contracción. Pero la promoción del destino internacionalmente podría reactivar el dinamismo de la zona

Daniel Chacón
[email protected]ública.net

La limitada liquidez afectó los sistemas financieros globales y el mercado inmobiliario recibió gran parte del impacto.
Sin embargo, conforme las economías mundiales logren estabilidad y los agentes económicos relajen el otorgamiento de crédito, surgirán nuevas oportunidades para atraer a los inversores que hasta ahora se han mantenido cautelosos.
Guanacaste es la zona que mayor inversión extranjera directa ha atraído en los últimos años en materia inmobiliaria. Pero esta situación se revirtió durante 2008 debido a la detención de proyectos que no lograron financiamiento y a la caída del precio de los bienes raíces.

La intención de compra de una residencia en 2007 era de un 20%, pero a principios de 2008 bajó a un 10%, y a finales de año a un 5%, según la encuesta que la Cámara de Turismo de Guanacaste, realiza a los extranjeros que ingresan al país por el aeropuerto Daniel Oduber.
Si bien mermaron las visitas e intenciones de demanda, en la Cámara de Bienes Raíces de Guanacaste aseguran que las personas siguen viniendo al país a ver propiedades y comparar precios, aunque con más cautela.
“Están en una etapa de reticencia de compra, pero cuando se libere la tensión de la crisis, se reactivará el mercado. Los compradores piensan que los precios tienen que bajar”, explicó Mónica Moraga, directora ejecutiva de la Cámara de Turismo de Guanacaste.
Frente a ello los desarrolladores y corredores esperan el momento idóneo para promocionar de nuevo el destino.
Un público que tienen en la mira es el de los “baby boomers” (estadounidenses pensionados nacidos después de la II Guerra Mundial). Ellos como compradores no requieren mayor financiamiento, porque tienen los recursos de pensión disponibles.
De acuerdo al Global Property Guide, la ciudad más barata de Europa es Bucarest, en Rumanía, donde se puede comprar un apartamento de 120 metros cuadrados por $3.085 cada metro.
En comparación, una propiedad similar en Costa Rica costaría la mitad de ese precio.
Una estrategia bien orientada en atraer a estas personas podría reactivar el mercado inmobiliario en Guanacaste.
“No podemos tapar la realidad. Hay limitantes de crédito nacional e internacional, la gente no puede comprar, los desarrolladores no pueden construir hasta que las líneas de crédito se reactiven. Pero la construcción tampoco ha parado y la vivienda continúa pues la gente necesita donde vivir”, indicó Mauricio Obando, director ejecutivo de la Cámara de la Construcción de Guanacaste.
De hecho, es uno de los países predilectos para la compra de segunda vivienda, según estadísticas de las agencias internacionales de bienes raíces.
“Me parece que tenemos muchas fortalezas y todo el potencial para hacerlo, estamos cerca de Estados Unidos y Canadá y somos vistos como un destino exótico y verde. Es probable que el valor de la tierra disminuya por la caída en la demanda”, analizó Mauricio Céspedes, director ejecutivo de la Cámara de Turismo de Guanacaste.
Actualmente proyectos como Hacienda Pinilla son habitadas principalmente por baby boomers.




Ver comentarios