Portugal no imitará a España en déficit
Enviar
Portugal no imitará a España en déficit

El primer ministro Pedro Passos Coelho dijo que no va a seguir el ejemplo de España en tratar de modificar las metas de déficit de Portugal para hacer frente a la profundización de la recesión.
Portugal no alterará “de ninguna manera” los objetivos de reducción del déficit a los que se comprometió el año pasado a cambio de un paquete de ayuda de la Unión Europea, declaró ayer Passos Coelho en una entrevista en Lisboa. “España se encuentra en una situación diferente. Cuentan con más margen de maniobra para alcanzar el objetivo en 2013. Nosotros estamos en un programa de ajuste y no podemos incumplir los objetivos".

Passos Coelho está reduciendo el gasto y elevando los impuestos en la economía más pobre de Europa occidental para cumplir con las condiciones de un plan de ayuda de 78.000 millones de euros ($103.000 millones) que permitió al país evitar la cesación de pagos. Portugal prometió a los acreedores que limitaría el déficit al 4,5% del producto interno bruto este año y lo colocaría dentro del límite de 3% de la UE en 2013.
El primer ministro de España Mariano Rajoy el 2 de marzo desafió a sus aliados de la Unión Europea al elevar la meta de déficit presupuestario de España para este año, alegando que la profundización de la caída económica y el hecho de que España hubiese superado las metas del año pasado dificultarán los esfuerzos para reducir el cuarto mayor déficit de la zona euro. Rajoy anunció una nueva estimación del 5,8%, frente a un porcentaje acordado anteriormente de 4,4%.
Portugal achicó su déficit de 9,8% en 2010, incluso luego de que la economía se contrajo 1,5% el año pasado. La Comisión Europea pronostica que la economía portuguesa se contraerá más del doble de ese porcentaje este año, complicando los esfuerzos para reducir la brecha presupuestaria.
Pese a la profundización de la caída económica, Passos Coelho señaló que no pedirá concesiones a los acreedores ni seguirá los pasos de Grecia en tratar de negociar tasas de interés más bajas para los préstamos de rescate.
“La situación es diferente”, agregó. “Los préstamos portugueses ya tienen un muy buen nivel de intereses”.
El ministro de Finanzas portugués Vítor Gaspar el 30 de noviembre dijo que los préstamos de ayuda internacional tienen una tasa de interés promedio de entre 4% y 5% y vencimientos promedio de entre siete y doce años. En total, eso da una tasa promedio de interés anual de 4,3%, explicó Gaspar.
El rendimiento de los bonos portugueses a diez años alcanzó un récord dentro de la era euro de 18,29% el 31 de enero y ayer fue de 13,85%.
El plan de ayuda a Portugal supone que el país volverá a tener acceso a los mercados de deuda soberana de mediano y largo plazo en 2013, mientras que el último desembolso del programa se efectuará en junio de 2014, informó el Fondo Monetario Internacional en diciembre.
Passos Coelho reiteró que, si su país no puede volver a los mercados en septiembre de 2013 tal como se planeó debido a “razones externas”, podría contar con el apoyo constante del FMI, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo.
El programa de ayuda financiera de Portugal está en marcha, aunque sigue habiendo desafíos en tanto el país debe redoblar sus esfuerzos en materia de reformas estructurales, declaró el FMI el 28 de febrero. El FMI en diciembre había dicho que se proyectaba que la deuda alcanzaría un pico máximo de 118% del PIB en 2013. La deuda era de 93,3% del PIB en 2010.
“El cambio estructural necesita tiempo para tener un impacto positivo en la economía”, explicó Passos.

Bloomberg

Ver comentarios