Logo La República

Domingo, 18 de agosto de 2019



NACIONALES


País logra avance financiero al obtener grado de inversión

Carolina Acuña [email protected] | Viernes 10 septiembre, 2010



País tiene buena capacidad de enfrentar choques externos, según Moody’s
País logra avance financiero al obtener grado de inversión
Créditos serían más baratos para los consumidores en el mediano plazo

El desempeño económico de Costa Rica en medio la crisis lo hizo acreedor de la calificación de “grado de inversión”, con lo cual en el mundo entero se cataloga como un lugar menos riesgoso para invertir.
Con ello los costarricenses podrían percibir una baja en el costo de sus créditos en un mediano plazo, así como todas las ventajas de atracción de inversión que implican que el país esté en la palestra mediática con una noticia de este calibre.
La capacidad para sobrepasar shocks externos, la entrada de inversión extranjera directa estable, la acumulación de reservas internacionales junto a una política fiscal anti cíclica, son puntos que la calificadora internacional Moody’s apuntó como favorables a la hora de otorgar la calificación.
Estos datos vienen a reafirmar la labor de anteriores gobiernos que disminuyeron índices como el déficit fiscal de 10% del PIB a un dígito o incluso hubo una época de superávit en ese rubro.
“Es una gran noticia, un reconocimiento a la política cambiaria, monetaria, los efectos en balanza de pagos, la caída del endeudamiento nacional como porcentaje del Producto Interno Bruto, en general a la política económica”, dijo con euforia, Guillermo Zúñiga, diputado y ex ministro de Hacienda.
Esto pone a Costa Rica a jugar en ligas mayores a niveles similares a los de países como Brasil, Perú, Panamá e India, explicó Laura Chinchilla, presidenta de la República.
Actualmente se mantiene la expectativa de que las otras dos calificadoras internacionales, Fitch y Standard and Poors, también eleven la nota de riesgo nacional, expresó la gobernante, quien llamó a conferencia de prensa junto al ministro de Hacienda, Fernando Herrero; el vicepresidente de la República, Luis Liberman y el presidente del Banco Central, Rodrigo Bolaños para dar a conocer la buena calificación que obtuvo el país.
Por el lado de la banca el júbilo no se hizo esperar.
“Lo que Moodys le esta diciendo al mundo es que en este país el riesgo es menor y podría significar más inversión extranjera en el futuro, si entramos en la titularización de obras pública podemos pretender tasas de interés más bajas. Puede ser un detonante muy importante de la reactivación del crédito”, detalló Fernando Naranjo, gerente general del Banco de Nacional.
En un inicio los principales beneficiados son el gobierno, las aseguradoras, los bancos y los fondos de inversión quienes serán los primeros en recibir el premio de esa confianza traducido en bajas tasas de interés.
“Nuestro costo de fondeo con instituciones del exterior va a ser mas barato y aplicaría a todas las nuevas negociaciones que se hagan”, dijo Mario Hernández, subgerente de Banco Lafise.
Por otro lado, los retos para mantener esta calificación giran en torno a un tema hacendario. “Poder mantener esa calificación se complica un poco dada las expectativas fiscales actuales” explicó Rudolf Lucke, investigador de la Universidad de Costa Rica.
El país está obligado a una disciplina muy fuerte en el tema fiscal. En ese sentido, “se va a requerir acciones que la Asamblea Legislativa tiene que resolver”, detalló Naranjo.
Lo cierto es que esta calificación que hizo pasar a Costa Rica de grado Ba1 a Baa3 con perspectiva estable, tuvo un efecto inmediato en el mercado secundario nacional donde ayer los títulos en dólares subieron de precio ante una mayor demanda, comunicó Aldesa Puesto de Bolsa
Otros beneficiados fueron los títulos de deuda del Instituto Costarricense de Electricidad que presentaron una corrección al alza después de haber cedido hacia la primera semana de setiembre.

Carolina Acuña
[email protected]