Enviar
Obama critica a McCain por oponerse a ley

• Candidato demócrata denuncia presunta falta de interés por parte de opositor republicano hacia los problemas de las ciudades

Washington
EFE

El candidato demócrata a la presidencia, Barack Obama, criticó a su rival republicano, John McCain, por haberse opuesto a un proyecto de ley para reforzar diques y para programas contra inundaciones.
Obama hizo sus declaraciones mientras en las márgenes del Misisipi los hogares de miles de personas siguen bajo el agua por la crecida del río, que ha roto o desbordado una treintena de diques.
Hace una semana, Obama visitó Quincy (Illinois), donde ayudó a los voluntarios a llenar bolsas de arena, mientras que McCain viajó a Iowa el pasado jueves para conocer el impacto de las inundaciones, que son las peores en la zona desde 1993.
“Sé que el senador McCain sintió igual que yo una enorme solidaridad con las víctimas de las recientes inundaciones”, afirmó el candidato demócrata.
“Estoy seguro de que ellos agradecieron ese sentimiento, pero probablemente lo habrían agradecido mucho más si el senador McCain no se hubiera opuesto a un proyecto de ley para financiar diques y programas de control de inundaciones”, aseguró Obama.
La propuesta legislativa en cuestión es la “Ley para el desarrollo de recursos hídricos”, que dedicaba $23 mil millones a mejoras en la calidad del agua, conservación del medio ambiente e inversiones en presas, entre otros proyectos.
McCain la rechazó por considerarla un derroche de dinero federal.
Su campaña respondió a las críticas apuntando que el senador copatrocinó una enmienda a ese proyecto legislativo a la cual Obama se opuso y que daba prioridad a las medidas contra las inundaciones. El Senado rechazó la enmienda con holgura.
“Es inaceptable que Barack Obama ataque a John McCain por intentar arreglar el problema”, dijo Tucker Bounds, portavoz del candidato republicano, quien acusó a Obama de “lanzar ataques políticos que hacen caso omiso a los hechos”.
McCain no participó ayer en actos de campaña, al haberse tomado el día libre.
El proyecto de ley al que se opuso McCain fue aprobado con amplio margen por el Congreso.
El presidente de Estados Unidos, George Bush, lo vetó, por considerar también que suponía un gasto excesivo, pero sus impulsores lograron los dos tercios de los escaños necesarios para anular el veto, por primera vez durante los dos mandatos de Bush.
Obama también acusó a McCain de dejar de lado los problemas de las ciudades y en su lugar promover “casi 2 billones de dólares en exenciones de impuestos para grandes empresas y para los estadounidenses más ricos”.
El senador demócrata prometió más financiación federal para infraestructura, policía, vivienda, acceso a Internet y desarrollo económico en las ciudades.

Ver comentarios