Negociaciones con Irán figuran como una estrategia arriesgada
Los defensores de la prolongación, con John Kerry, secretario de Estado estadounidense, a la cabeza, aseguran que se han hecho grandes avances y que ahora se necesita más tiempo para analizar nuevas propuestas y detalles técnicos. AFP/La República
Enviar

Negociaciones con Irán figuran como una estrategia arriesgada

La decisión tomada ayer por Irán y seis grandes potencias de extender por segunda vez las negociaciones sobre el controvertido programa nuclear de la República Islámica es una estrategia arriesgada.
Los defensores de la prolongación, con John Kerry,  secretario de Estado estadounidense, a la cabeza, aseguran que se han hecho grandes avances y que ahora se necesita más tiempo para analizar nuevas propuestas y detalles técnicos.
Pero los críticos de ambas partes tendrán ahora argumentos para poner en duda el mero sentido de este diálogo al no haber resultados concretos en más de un año de contactos.
Y eso que se trata de un diálogo que hace solo un año era casi impensable, con los ministros de Exteriores de Estados Unidos y de Irán, países acérrimos enemigos desde hace 35 años, reunidos a solas o en el marco de conversaciones trilaterales o multilaterales.
No obstante, Trita Parsi, un destacado analista sueco de origen iraní, considera que la decisión de extender la negociación "es muy arriesgada", porque hay "peligros desde ambas partes, de EE.UU. y de Irán".
"Hay riesgo de que el nuevo Congreso (en Washington), dominado por los republicanos, tome medidas que 'maten' las negociaciones", asegura el autor de varios libros sobre el programa nuclear iraní.
"Es arriesgado también desde la parte iraní, ya que hay un creciente sentimiento de que Occidente no se toma en serio las conversaciones y que solo quiere impedir que Irán expanda su programa nuclear", explicó Parsi en Viena.
Muchos iraníes -asegura el analista- creen que Estados Unidos esencialmente solo quiere "congelar el programa nuclear sin ofrecer a Irán un levantamiento mayor de las sanciones a cambio".
La decisión de extender las negociaciones siete meses fue anunciada en Viena por los ministros de Exteriores involucrados: Irán, por una parte, y el Grupo 5+1 por otra (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania).
Similar a la opinión de Paris es la de Kelsey Davenport, directora de no proliferación del laboratorio de ideas "Arms Control Association", con sede en Washington.
"Está muy bien oír que hubo avances en los asuntos más complicados hasta ahora, pero una extensión larga abre la posibilidad a los críticos para poner medidas en marcha que hagan descarrilar los avances y sabotear las conversaciones", advierte.
"Kerry defiende con vehemencia que el acuerdo interino (firmado hace un año en Ginebra) funciona, que los negociadores ven avances y que un buen acuerdo es el único modo para resolver este bloqueo", explica.
"Sin embargo, este tiempo adicional da a los críticos la oportunidad de destruir el progreso hecho hasta ahora", concluye.

Viena/EFE

 

Ver comentarios