Enviar
Luz verde a construcción de esclusas en el Canal de Panamá

Panamá
EFE

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) anunció ayer que dio al consorcio internacional encabezado por la empresa española Sacyr-Vallehermoso la orden de proceder con la construcción del nuevo juego de esclusas de la vía interoceánica.
Tras la emisión de esta orden, los trabajos para la construcción de este tercer juego de esclusas, el proyecto más importante de la ampliación del Canal, el grupo que lidera Sacyr debe iniciar los trabajos el próximo 25 de agosto, fecha a partir de la cual comienzan a contar los 1.883 días que tiene para concluir la obra.
Esta obra fue otorgada el pasado 15 de julio, después de un proceso de licitación que duró dos años, al Grupo Unidos por el Canal (GUPC), encabezado por la constructora española e integrado también por la compañía italiana Impreglio, la belga Jan de Nul y la panameña Constructora Urbana.
GUPC, cuya propuesta obtuvo las mejores calificaciones técnicas frente a los otros participantes en la licitación, se comprometió a hacer la obra por $3.118 millones, cifra inferior a los $3.481 millones fijados como tope por la ACP.
La orden de proceder fue emitida después de que GUPC, con la aseguradora Zurich American Insurance Company, depositase el 11 de agosto la fianza de $450 millones requerida por la Autoridad del Canal, informó en un comunicado esta institución estatal, que gestiona la vía interoceánica desde su entrega por Estados Unidos a Panamá en el año 2000.
La orden de proceder marca el fin de un “proceso de contratación justo, riguroso y transparente” para la construcción de las nuevas esclusas, y el comienzo de la ejecución del proyecto, indicó en el comunicado el gerente ejecutivo del Proyecto de Esclusas y representante de la ACP para este contrato, Jorge de la Guardia.
El contrato establece un incentivo de $215 mil por día que se adelante la entrega de la obra sobre el plazo fijado de 1.883 días, que comenzarán a contar a partir del 25 de agosto, con una bonificación máxima de $50 millones.
Pero también una penalización por atraso de $300 mil diarios, con un máximo de $54,6 millones.
El objetivo es tener la ampliación concluida para el centenario de la apertura del Canal, que tendrá lugar el 15 de agosto de 2014.
La obra consiste en la construcción de un nuevo carril en el sistema de esclusas, con una a cada extremo del Canal, que se sumará a los dos ya existentes, para que puedan transitar barcos porta contenedores más grandes y con mayor capacidad de carga que los que pueden usar actualmente la vía.
Las nuevas esclusas, con tres escalones cada una y un sistema de piscinas laterales para el ahorro de agua, elevan las embarcaciones un total de 26 metros, equivalente a un edificio de ocho pisos, para que naveguen por el lago Gatún, situado en la parte norte del istmo panameño, antes de descender de nuevo al mar al otro lado del canal.
La ampliación, cuya financiación total se calcula en unos $5.250 millones, tiene como fin duplicar la capacidad operativa de tránsito de la vía de 300 a 600 millones de toneladas de desplazamiento anuales.
Ver comentarios