Logo La República

Lunes, 19 de agosto de 2019



GLOBAL


Latinoamérica está cada vez más integrada en el sistema financiero

Redacción La República [email protected] | Viernes 17 septiembre, 2010



Latinoamérica está cada vez más integrada en el sistema financiero

La media de acceso a cuentas bancarias y préstamos de los habitantes de Latinoamérica y el Caribe es mayor que la de los países en desarrollo a nivel mundial, según un informe publicado ayer por el Banco Mundial (BM) que revela que, pese a la crisis, la economía formal en la región creció en los últimos años.
Según el informe, elaborado junto con el Grupo Consultor de Asistencia a los Pobres (CGAP), Latinoamérica y el Caribe cuenta con 865 cuentas de banco por cada 1 mil adultos, una proporción superior a las 635 por cada 1 mil con las que cuentan, como media, los países en vías de desarrollo.
“Latinoamérica y el Caribe presentaron una tasa de crecimiento en el número de cuentas por cada 1 mil adultos mayor que la de los países en desarrollo y también de los que tienen altos ingresos”, señala el informe.
En el periodo que analiza el informe, comprendido entre 2008 y 2009, la mayor parte del crecimiento se dio en Paraguay y Bolivia, con tasas del 36 y el 23%, respectivamente.
Sin embargo, la región se caracteriza por grandes diferencias en cuanto a la generalización de las cuentas de depósitos: mientras que en Paraguay no existen más de 108 por cada 1 mil habitantes, países con beneficios fiscales para extranjeros, como Santa Lucía, cuentan con más de 1.500 por cada 1 mil adultos.
La mayoría de los latinoamericanos recurre a bancos comerciales, excepto los chilenos, que alojan más de la mitad de sus cuentas en instituciones estatales especializadas, una tendencia que también se observa en Perú y Panamá, según el organismo.
Por otra parte, las cooperativas y las uniones de crédito están muy extendidas en Costa Rica, Ecuador y Bolivia; y este último país es, junto a Perú, el que cuenta con el mayor sector de microcréditos de la región.
La concesión de préstamos también es mayor que la de los países en vías de desarrollo, con 341 créditos por cada 1 mil habitantes de la región, como media.
Sin embargo, matiza el informe, esa cifra responde también a profundas diferencias: mientras que Chile, el único país que aumentó su volumen de préstamos desde 2008, concede 647 por cada 1 mil habitantes, en Bolivia sólo se otorgan 75.
“El hecho de que la gente esté usando cada vez más las cuentas de depósito, pese a la volatilidad de los mercados financieros internacionales, confirma lo esenciales que son estos servicios para ayudar a las familias a sortear tiempos inciertos”, dijo en un comunicado Nataliya Mylenko, principal autora del informe.
Sin embargo, recuerda el organismo, en el mundo hay aún 2.700 millones de personas que no tienen acceso a servicios financieros formales.
En América Latina, los Gobiernos han emprendido reformas para mejorar la generalización de la economía formal en 4,5 de cada 10 casos, una proporción superior a la de los países de altas rentas.
El Banco Mundial mejoró el martes las previsiones de crecimiento de América Latina para 2010, al pronosticar que la expansión de las economías de la región puede llegar hasta 6% de media, impulsado por la fuerte actividad en Brasil, Chile, Perú y Colombia.

Washington
EFE