Enviar
La mejor actitud ante la crisis


La energía que se pierde y el desgaste que ocurre preocupándose por la actual crisis económica deberían encauzarse más bien hacia una mayor productividad con máxima utilización de los insumos requeridos, junto a un esfuerzo de capacitación y el mantenimiento de una actitud positiva que se contagie al entorno laboral. Un ambiente de este tipo será el propicio para despertar la mejor actitud en el personal.
No se debería caer en la pérdida de recurso humano valioso que posteriormente sería costoso recuperar, sino prepararse y capacitar más bien para un mayor aprovechamiento luego de superada la crisis.
Sin descuidarse o soslayar el problema, la coyuntura económica mundial no debe minar el potencial de personas y empresas para progresar y salir adelante con éxito. Más bien, es un momento para evaluar las mejores posibilidades y descubrir o reactivar habilidades.
Teniendo en cuenta que el recurso humano con que cuenta una empresa es su mayor capital, este es el momento para obtener el mayor provecho de él, potenciando sus capacidades en una interacción en la que deben confluir la flexibilidad y adaptabilidad de ambos.
Como lo señala una nota de LA REPUBLICA del lunes, durante una crisis económica aquellas compañías altamente eficaces aprovechan las oportunidades, se apartan de sus competidores y crecen rápidamente luego en la recuperación venidera.
Un esfuerzo de la empresa para no disminuir los puestos de trabajo genera un clima de seguridad y un espíritu positivo en su fuerza laboral, que estará dispuesta a redoblar esfuerzos para aumentar calidad y productividad.
En época de crisis habrá que alejar el desánimo, desplegar la creatividad y trabajar para superar el momento difícil preparándose al mismo tiempo para mejores días.
Esta actitud y una legítima responsabilidad social empresarial son lo que puede generar un clima propicio en el país para que Costa Rica salga lo más rápidamente posible de la crisis actual con el menor daño posible y hacia una sólida recuperación de la economía.
Ver comentarios