Enviar
La crítica no se negocia


Una campaña infundada, que pretende insinuar que LA REPUBLICA formó parte de una alianza con la Federación de Fútbol con el propósito de establecer una tregua ante las críticas que han recaído sobre el rendimiento de la Selección Mayor y su entrenador Hernán Medford, ha sido propiciada por los periódicos acostumbrados a la tinta roja y los medios electrónicos sensacionalistas.
Con un compromiso íntegro hacia nuestros lectores y fundamentada en los principios éticos de la función periodística, LA REPUBLICA no aceptó, ni aceptará de ninguna fuente negociar la crítica, ni el derecho y libertad de opinar.
La semana pasada (17/06/2008) en respuesta a la propuesta inaceptable de la Federación, publicamos un editorial titulado “Visible crisis futbolística”, donde criticamos la actuación de los dirigentes del balompié nacional ante lo que sin temores declaramos como un caos deportivo.
De igual manera, la sección deportiva realizó un análisis el jueves pasado, como pocos publicados por la otra prensa que propaga mentiras, “Fútbol tico: Crisis de credibilidad”, en el cual en un despliegue de dos páginas, se profundizan las causas de los bajos resultados del fútbol, desde los clubes arruinados, el problema de las ligas menores, el deficiente campeonato nacional, canchas en mal estado, la falta de profesionalización en los banquillos, sueldos elevados a los jugadores, dirigentes empíricos.
Estas publicaciones sumadas a las columnas de Gaetano Pandolfo durante toda la semana anterior, son la prueba contundente de que LA REPUBLICA en ningún momento claudicó a la crítica.
El lunes anterior, la Federación convocó a la prensa deportiva sin conocerse el motivo de la reunión. La editora de deportes participó y escuchó la idea inaceptable de una tregua. Luego se decidió hacer caso omiso a una iniciativa que a todas luces constituía un disparate y una falta a los principios éticos periodísticos de este medio.
Quede claro que cualquier fuente puede decir a un periodista que se lance a un precipicio, pero eso no sucederá al menos en este periódico. Nosotros escuchamos, evaluamos y descartamos lo cuerdo de lo insensato. Este es nuestro compromiso con los lectores.
Ver comentarios