Jeans para madres que comparten con sus hijas
Enviar

Jeans para madres que comparten con sus hijas

201307122238200.b.jpg
La madre se siente más inclinada a gastar en la hija porque está con ella. Archivo/La Republica
Marty Hamamoto no habría soñado con comprar ropa con su madre en su juventud. Ahora su propia hija está impaciente por hacerlo.
Hamamoto, que tiene 54 años, visita las tiendas de Manhattan con su hija Mia, que tiene 25 años, cada dos meses. La última vez, Marty gastó unos $200 dólares en el guardarropa de su hija.

“A veces paga ella”, dice Mia. “Con mi sueldo de docente no puedo gastar tanto como cuando estoy con ella. Por otra parte, mi madre me aconseja: si algo se ve bien o no, si es demasiado ajustado, con qué zapatos combinarlo, si en verdad lo voy a usar”.
Las madres “boomers” salen de compras con hijas del milenio como nunca lo hicieron con sus propias madres, en parte para compartir momentos con sus hijas, pero también para lucir más jóvenes durante más tiempo. Líderes de la industria de la moda como Michael Kors y Kate Spade aprovechan la oportunidad para multiplicar las ventas mediante estilos más jóvenes.
“Conozco madres e hijas que se pelean por la ropa como antes sólo lo hacían las hermanas”, dice el diseñador Kors.
El 9% de las mujeres adultas dijo que salía de compras con sus hijas de veintitantos años, indicaron encuestas telefónicas de America’s Research Group entre mujeres.
La cifra era de 3% en 2007, antes de la recesión, dijo Britt Beemer, presidenta de la firma de análisis.
Las compras entre madres e hijas impulsan ventas adicionales, dice Jennifer Black, fundadora de la firma de análisis de acciones del sector de indumentaria Jennifer Black Associates, que tiene sede en Lake Oswego, Oregón.
La madre se siente más inclinada a gastar en la hija porque está con ella, y la hija quiere ayudar a la madre a adoptar un estilo moderno, dijo.
También es más probable que las mujeres sean compañeras de compras cuando viven juntas, dijo Candace Corlett, presidente de la firma consultora WSL Strategic Retail, que tiene sede en Nueva York. Alrededor de un cuarto de los estadounidenses de entre 18 y 30 años vivía con los padres en 2012, un porcentaje que creció en los últimos años, según datos de la Oficina de Censo.
El índice de desempleo del grupo de entre 16 y 24 años fue de 16,3% en junio, en comparación con 7,6% del total de la fuerza de trabajo.
Madres e hijas también tienen una relación más estrecha que antes, dijo Kors, máximo responsable ejecutivo de Michael Kors Holdings Ltd., que tiene sede en Kong Kong. Ahora las mujeres jóvenes se muestran más dispuestas a adoptar “el gusto en moda de la madre”.
“La idea de rebelarse –demostrar que se es diferente a los padres- parece hoy menos importante que cuando yo era joven, dijo Kors, que tiene 53 años y trabaja desde Nueva York.
Las reglas de la moda para las mujeres mayores se han flexibilizado. En décadas pasadas, las madres no usaban minifalda, ni siquiera pantalones”, dijo

Bloomberg


Ver comentarios