Enviar
FMI alerta de nueva fase de peligro

El Fondo Monetario Internacional publicó ayer su informe semestral en el que constata la desaceleración del crecimiento en Europa y EE.UU, y alerta de que la economía mundial está entrando en "una nueva fase de peligro".
Según el informe "Perspectivas para la Economía Global" del Fondo Monetario Internacional (FMI), publicado ayer, el crecimiento mundial se ha moderado con un recorte de las previsiones al 4% para 2011 y 2012.
La reducción se debe a la debilidad económica europea y estadounidense, al descenso de los niveles de confianza global y a la creciente volatilidad de los mercados financieros.
El crecimiento del 4% supone una revisión a la baja de tres y cinco décimas en 2011 y 2012 respecto a lo calculado en junio pasado.
Pese a que los gigantes asiáticos China e India mantienen expectativas de crecimiento superiores al 9% y al 7%, respectivamente, para los próximos dos años, no logran compensar la fragilidad de la recuperación económica en EE.UU. y en Europa.
La economía estadounidense es la que muestra una mayor rebaja de sus previsiones de crecimiento, de un punto en 2011 y nueve décimas en 2012, hasta situarse en 1,5% este año y 1,8% en el próximo.
La zona euro también ve reducidos sus pronósticos, pero en menor medida que EE.UU., con un crecimiento estimado de 1,6% y 1,1% en 2011 y 2012, cuatro y seis décimas menos que en los anteriores cálculos.
La crisis de la deuda sigue arrojando dudas sobre la zona euro, y el Fondo insta a una "aplicación rápida" por parte de las autoridades europeas de los "compromisos" de fortalecimiento del sistema financiero adquiridos en julio pasado y a preservar la confianza en el euro.
El economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), Olivier Blanchard, instó a los responsables europeos a no esperar más tiempo a la hora de poner en marcha las medidas que pueden frenar la crisis de la deuda soberana.
En la rueda de prensa de presentación del informe semestral del Fondo, Blanchard aseguró que "existe la percepción de que las autoridades europeas van por detrás de los mercados" y que "hay un alto temor ante lo desconocido".
Por ello, Blanchard instó a los líderes europeos a que "actúen de manera conjunta", y señaló que los riesgos son reales, por lo que "no se puedan dar el lujo de esperar".
Pero, para el subdirector del departamento de análisis del FMI, Jorg Decressin, "es una propuesta excesiva hablar de la ruptura de la zona euro". En su opinión, "el problema griego es manejable si se toman las medidas adecuadas".
"Los programas de apoyo de Portugal e Irlanda están funcionando bien, vemos que los ajustes se están tomando en Italia y en España", añadió.
En Japón, los nuevos datos indican que el PIB del país se contraerá un 0,5% en 2011, dos décimas menos de lo calculado en marzo, y se prevé que en 2012 retorne a la senda de crecimiento positivo con un 2,3%, seis décimas por debajo del impulso previsto por las labores de reconstrucción tras el terremoto y el tsunami del pasado marzo.
Sin embargo, el análisis del FMI resalta la importancia de que el gobierno nipón adopte "medidas más ambiciosas" para hacer frente al abultado nivel de deuda.
La solución de los problemas, a juicio del FMI, pasa por la necesidad de una acción coordinada.

Washington
EFE

Ver comentarios