Enviar
Precio del barril de Texas baja 0,4%, manteniendo una tendencia a la baja por tercera sesión consecutiva
Crudo cierra a $46,79 en Nueva York

• Reservas de petróleo en Estados Unidos descendieron en 400 mil barriles, el primer retroceso en diez semanas

Nueva York,
EFE

El precio del barril de crudo de Texas bajó en un 0,4% y finalizó a $46,79 en Nueva York, con lo que mantuvo una tendencia bajista por tercera sesión consecutiva a pesar incluso de mermar las reservas en Estados Unidos. la pasada semana.
Al finalizar la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex) los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en enero restaron 17 centavos al valor anterior y con ello se mantienen en un nivel de precios que no registraban desde comienzos de 2005.
Los contratos de gasolina y los de gasóleo para enero apenas registraron variaciones respecto del día anterior y terminaron a $1,0583 y $1,5840 por galón (3,78 litros), respectivamente.
El gas natural con su entrega prevista también en enero restó 8 centavos y concluyó a un precio de $6,34 por mil pies cúbicos.
El valor del petróleo WTI rebasó por momentos los $48, después de conocerse que las reservas de crudo, gasolina y destilados, incluido el gasóleo de calefacción, bajaron en Estados Unidos, al contrario de lo que preveían los expertos, aunque finalmente cerró la sesión a la baja.
Por otra parte, las reservas de crudo descendieron en 400 mil barriles, el primer retroceso en diez semanas, y con ello quedó el total en 320,4 millones de barriles, según cálculos del Departamento de Energía (DOE) de Estados Unidos.
Algunos analistas esperaban un incremento de reservas en torno a dos millones de barriles.
Las existencias de gasolina descendieron en 1,6 millones de barriles, frente a un alza de alrededor de un millón que se esperaba, y el volumen total quedó en 198,9 millones.
Las reservas de destilados descendieron en 1,7 millones de barriles, cuando se preveía un alza de alrededor de un millón de barriles, y quedaron en 125 millones, según el DOE.
El volumen de suministros de combustibles al mercado estadounidense, algo que se toma como una referencia del nivel de demanda, fue de una media de 19,3 millones de barriles diarios en las últimas cuatro semanas, un 6,2 % menos que en igual periodo del año anterior.
La demanda específica de gasolina en ese mismo periodo fue de una media de 8.9 millones de barriles diarios, un 3,2% menos que hace un año y la de destilados se situó en 4 millones de barriles diarios, un 2% por debajo del nivel de hace un año.
El persistente descenso de la demanda de crudo y de combustibles en Estados Unidos y en otros países industrializados o en vías de desarrollo presiona a la baja a los precios desde el pasado mes de julio, cuando llegaron a un máximo histórico de $147,27 en el mercado.
En la Bolsa Mercantil de Nueva York, el precio de la gasolina reformulada para entrega en enero bajó 3,7 centavos de dólar a $1,0213 por galón (0,2701 dólar por litro).
Las reservas de combustible para calefacción bajaron en 1,7 millones de barriles (1,3 %) y se ubicaron en 125 millones de barriles frente a los 126,7 millones de barriles de la semana anterior.
La mayoría de analistas había calculado que las reservas de destilados subirían en alrededor de un millón de barriles.
En la Bolsa Mercantil de Nueva York, el precio del combustible para calefacción para entrega en enero bajó 0,9 centavo de dólar y quedó en 1,5740 dólares por galón (0,4106 dólar por litro).
El informe agrega que la semana pasada las refinerías petroleras en Estados Unidos operaron al 84,3 % de su capacidad, en comparación con el 86,2 % de la semana anterior.
Estas cifras excluyen la Reserva Estratégica de Petróleo del Gobierno de Estados Unidos, que cuenta con 701,8 millones de barriles, el mismo volumen que en la semana anterior.
El total de existencias de crudo y productos refinados en Estados Unidos, incluida la Reserva Estratégica, alcanzó la pasada semana a 1.713,1 millones de barriles frente a los 1.713,5 millones de barriles de la semana anterior.
Al igual que el crudo la bolsa de Nueva York retornó a la baja y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, comenzó la sesión con una bajada del 1,7%, hasta los 8.282 puntos.
Como ya anticipaban los futuros de esos índices antes de la apertura y en línea con la evolución de los mercados europeos, los números rojos protagonizaron hel arranque de la tercera jornada del mes.
Mientras, la deuda pública continuaba con su imparable avance, de forma que la rentabilidad de los bonos a diez años, que evoluciona en sentido contrario, llegó ya al 2,7%, frente al 2,98% que ofrecía hace tan sólo una semana.
Este ambiente bajista en el mercado fue alimentado, una vez más, por la difusión de datos macroeconómicos que dan cuenta del progresivo deterioro del mercado laboral y consumidor en Estados Unidos.
Ver comentarios