Enviar
Viernes 15 Abril, 2016

 Al estar las empresas en la era de la información, donde la información y el conocimiento son insumos necesarios para su buen accionar, se debe contar con información oportuna y adecuada para la toma de decisiones y con un buen monitoreo del entorno y especialmente de la competencia

Condiciones que deben tener las empresas en el siglo XXI

Para que las empresas puedan lograr resultados y tener un accionar exitoso deben contar con ciertas condiciones para tener un accionar exitoso en este siglo. Es fundamental en primera instancia que exista una Misión y una Visión compartida por la junta directiva, el nivel gerencial y todos los funcionarios, las cuales orienten las distintas actividades que realiza la empresa.
Deben contar también con otras condiciones tales como ofrecer la máxima calidad en sus productos, para lo cual deben penetrar en la mente del consumidor y dejar una huella de marca, por lo que se debe asociar la marca a una imagen de calidad, que el cliente no necesite que le aportemos más información. Con relación a la estrategia se debe diseñar y mantener una estrategia bien definida. La clave para alcanzar buenos resultados con la estrategia, es tener muy claro su significado y trasmitirlo constantemente a los clientes, funcionarios y accionistas. Para lo cual se debe elaborar una estrategia enfocada en valores, sustentada en el conocimiento profundo de los clientes de la compañía o empresa y una valoración realista de las capacidades de la empresa. Las compañías ganadoras son realistas, en vista de que tienen claro que no pueden superar a sus rivales o competencia en todas las facetas de sus operaciones. Por lo que seleccionan los procesos más importantes para satisfacer las necesidades de sus clientes, y concentran recursos y energías en hacer dichos procesos lo más eficientes posibles. Respecto a la cultura se debe desarrollar y conservar una cultura de la empresa orientada al desempeño. Los estudios realizados sobre el particular demuestran que es imperativo edificar la cultura correcta, sustentada en valores como la integridad, trabajo en equipo y desarrollo de la creatividad. Con relación a la estructura se debe construir y establecer una organización ágil y flexible.
Es fundamental que sea una organización abierta al cambio, con un amplio monitoreo del entorno, que aplique el enfoque sistémico. Existen clientes que quieren lo mejor y solo lo mejor, y si se lo damos tendremos clientes fieles. Es fundamental centrarse en nichos de mercado, lo cual nos puede dar buenos resultados. Esto no es novedoso, no obstante muchas empresas en la actualidad no consideran este factor, y tratan de venderles a muchos clientes de características diferentes, y no consiguen buenos resultados. Las empresas deben ser innovadoras y tenerla como una máxima que deben asumir como una de sus ventajas competitivas. Al estar las empresas en la era de la información, donde la información y el conocimiento son insumos necesarios para su buen accionar, se debe contar con información oportuna y adecuada para la toma de decisiones y con un buen monitoreo del entorno y especialmente de la competencia. Un factor relevante es que las empresas se deben a los clientes y son su razón de ser. En toda estrategia empresarial el cliente es un elemento que siempre está presente, es lógico, es quien demanda los productos y servicios que las empresas ofrecen y por lo que consiguen consolidarse en el mercado y obtienen los ingresos y rendimientos para posicionarse y mantenerse vigentes.
 

Lic. Bernal Monge Pacheco
Consultor