Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



FORO DE LECTORES


Colegios profesionales y los tributos

| Sábado 14 abril, 2012


Colegios profesionales y los tributos

Recientemente algunos medios de prensa escrita informaron sobre un estudio realizado por la Contraloría General de la República, de que en Costa Rica los asalariados pagan más impuestos que los profesionales liberales que cobran montos onerosos por sus servicios.
Esta claro, que los colegios profesionales son asociaciones de carácter gremial que tienen como finalidad la ordenación del ejercicio de las profesiones, la representación exclusiva de las mismas y la defensa de los intereses profesionales de los miembros.
Además, los colegios profesionales están definidos, como corporaciones de derecho público, amparadas por la ley y reconocidas por el Estado, con personalidad jurídica propia y plena capacidad para el cumplimiento de sus fines, en donde se detallan los protocolos de actuación para el bien social.
No obstante, el colegio debe velar por el cumplimiento de una buena labor profesional, donde la práctica ética del trabajo se constituye como uno de los principios comunes que ayuden a definir los estatutos de cada corporación, exigiendo atención y servicios oportunos de calidad a quien lo amerite, apegados a principios científicos, técnicos y éticos.
A lo largo de la historia de la humanidad, se han dado las diferentes profesiones y junto a estas siempre se han establecido normativas de integridad, las cuáles marcan y rigen el desempeño de las profesiones en el ámbito técnico y moral.
Pese a eso, sería bueno identificar la presencia de fundamentos morales en los códigos de ética de los colegios profesionales de Costa Rica, iniciando con los derechos y obligaciones de los colegiados, hasta las normativas que rigen el desempeño y funcionamiento hacia la población usuaria y sus responsabilidades tributarias con la Hacienda Pública.
En virtud de lo anterior, se explica y comprende la importancia de esta temática, es un hecho que quienes ejercen una profesión se enfrentan a situaciones y acciones que de una manera u otra podrían poner en tela de juicio su debida conducta; muchas veces se duda de la propia profesionalidad, por lo que es necesario tener en cuenta que existen deberes y derechos a los cuales cada persona debe saber suscribirse.
Lo que implica que los códigos de ética tienen como función sensibilizar al profesional para que se desenvuelva en un ámbito de honestidad, legitimidad y moralidad, en beneficio de la sociedad y de sí mismo como integrante de la comunidad.
Finalmente, corresponde al colegio profesional velar por la no transgresión del código. La importancia del tema radica en que la actuación profesional ética debe ser un compromiso personal como miembro de la sociedad o grupo, en donde los fundamentos como cimientos del ejercicio profesional, por sí mismos encierran gran riqueza en la construcción de una sociedad solidaria, honesta, actualizada, científica, técnica, comprometida y responsable.

Luis Fernando Allen Forbes
Director Ejecutivo
Asociación Salvemos el Río Pacuare