Enviar
Capturan a ex presidente guatemalteco Alfonso Portillo

Guatemala
EFE

Alfonso Portillo, ex presidente guatemalteco, reclamado por la Justicia de Estados Unidos por delitos de corrupción y lavado de dinero, y que se encontraba prófugo, fue capturado ayer en el departamento caribeño de Izabal.
Amilcar Velásquez, fiscal general de Guatemala, dijo a medios locales que el ex gobernante (2000-2004) fue detenido en las playas de Punta de Palma, a unos 240 kilómetros al este de la capital guatemalteca, durante un allanamiento realizado por las fuerzas de seguridad a una residencia.
“Las investigaciones nos llevaron hasta el lugar donde fue encontrado. En las próximas horas será trasladado a la capital para ponerlo a disposición del juzgado que conoce el caso”, precisó ayer Velásquez.
Por su parte, Álvaro Colom, el presidente colombiano, al confirmar a la prensa la captura de Portillo, aseguró que el ex gobernante “no se opuso a su detención”, y que “se le garantizará que sea sometido al debido proceso”, así como su seguridad personal.
“La captura de Portillo es un mensaje positivo para este país centroamericano que se encuentra sumido en la impunidad, porque demuestra que ningún ciudadano está sobre la ley”, precisó Colom.
“La Fiscalía y los tribunales deben ser cuidadosos en los procedimientos que se realizarán en este caso, y respetar los pasos (legales) para no cometer errores”, agregó Colom.
Portillo, cuyo Gobierno es considerado como el más corrupto en la historia reciente de Guatemala, es reclamado por la Justicia de los Estados Unidos que le acusa de haber utilizado el sistema bancario de ese país para lavar dinero procedente del erario público.
En los operativos realizados para lograr la detención del ex mandatario, que se iniciaron el domingo, participaron decenas de agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) y del Ejército, así como investigadores de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) y de la Fiscalía contra la Corrupción.
La Cicig, una comisión de las Naciones Unidas que dirige el jurista español Carlos Castresana, colabora con Guatemala en el combate de los grupos criminales que generan impunidad en el país, participa en las investigaciones en contra de Portillo desde 2007.
Según la Cicig, durante el mandato de Portillo se crearon “grupos paralelos” integrados por militares y ex funcionarios que saquearon más de $100 millones de las arcas del país.
Portillo, que estaba en libertad bajo fianza, es acusado por la Fiscalía Federal de Manhattan (EE.UU.) por delitos de lavado de dinero que podrían conllevar una pena de hasta 20 años de prisión.
El ex gobernante está acusado de conspirar para blanquear varios millones de dólares que desfalcó del Gobierno de Guatemala mediante cuentas bancarias ubicadas en Estados Unidos y Europa, según informó el lunes esa Fiscalía.
“Se acusa a Alfonso Portillo de convertir la oficina de la Presidencia de Guatemala en su cajero automático personal”, explicó el fiscal Preet Bharara, quien destacó asimismo que el ex mandatario traicionó “la confianza del pueblo de su nación” con la ejecución de varios sistemas con los que malversó millones de dólares.
Ver comentarios