Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Caída del dólar fustiga subida del crudo

| Viernes 19 octubre, 2007



Caída del dólar fustiga subida del crudo

Nueva York -- El petróleo crudo superó los $89 por barril en Nueva York por primera vez después de que el dólar de Estados Unidos descendió a un mínimo récord ante el euro, ensalzando la atracción de materias primas como inversión.
Los inversionistas compraron petróleo por conjeturas de que la Reserva Federal reducirá los costos del endeudamiento para impulsar la economía de Estados Unidos. El petróleo tocó niveles sin precedente en los últimos cuatro días por la preocupación de que Turquía emplee fuerza militar contra rebeldes kurdos en el norte de Irak, una medida que Estados Unidos dice que puede dañar la seguridad iraquí y perturbar los suministros de petróleo.
“La mayoría de las materias primas se tasan en dólares estadounidenses, por lo que una caída en el dólar tiene un efecto inmediato”, dijo Peter Beutel, director general de Cameron Hanover Inc., una consultora de energía en New Canaan, estado de Connecticut. “El precio en dólares necesita subir para reflejar el verdadero valor de las materias primas”.
El petróleo crudo para entrega en noviembre subió $2,06, o 2,4%, a $89,46 por barril al cierre de las 14:30 en el piso de negociación del New York Mercantile Exchange. Los futuros alcanzaron a $89,56, el máximo precio desde que comenzaron las negociaciones en 1983. Los precios tienen un alza de 55% desde el año anterior.
El 15 de octubre, los precios sobrepasaron el récord histórico previo ajustado a la inflación de 1981, cuando Irán suspendió las exportaciones de petróleo. El costo del petróleo usado por refinerías de Estados Unidos tuvo un promedio de $37,48 por barril en marzo de 1981, de acuerdo con el Departamento de Energía, o $84,73 en dólares de ayer.
Los legisladores turcos aprobaron una medida el miércoles que le permite al primer ministro Recep Tayyip Erdogan autorizar uno o más ataques militares en el plazo de un año. Erdogan amenaza con lanzar un ataque contra integrantes del Partido de los Trabajadores de Kurdistán, o PKK, al decir que las fuerzas lideradas por Estados Unidos no lograron controlar a alrededor de 3.500 militantes refugiados en el norte de Irak.