Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


10 mil estudiantes dejarían universidades privadas

Carolina Acuña [email protected] | Lunes 11 julio, 2011



• Educación se encarecería con el 10% de IVA de la propuesta fiscal
10 mil estudiantes dejarían universidades privadas
• Ingenierías y ciencias de la salud serán las carreras más afectadas

Si la reforma fiscal es aprobada, en los próximos años cerca de 10 mil estudiantes de universidades privadas serían forzados a entrar a universidades públicas o a no estudiar del todo.
Lo anterior porque, si se aprueba el 10% de Impuesto al Valor Agregado (IVA) que se aplicaría para la educación privada, el aumento de los precios de las matrículas y materias no podría ser costeado por gran parte de la población estudiantil de educación superior, según explican rectores de varias universidades.
Además, las casas de enseñanza públicas se verán forzadas a recibir más estudiantes, aumentando así su costo de financiamiento.
Actualmente, el costo promedio anual para una universidad pública es de 2,8 millones por alumno. Como referencia, en promedio, un estudiante en educación superior privada paga 900 mil colones al año y lo paga de su bolsillo. “El traslado hacia la educación superior pública es más costoso para el país en una proporción de 3 a 1”, dijo Juan Domínguez, director financiero de la Universidad Latina
Por su parte, el Ministerio de Hacienda defiende el impuesto al mencionar que este solo afectará al 20% de la población con mayores ingresos, quienes son los que utilizan en mayor cantidad los servicios de educación privada tanto superior como primaria y secundaria. Además, aseguran que tras una base exenta de 1,3 millones al año se podrá seguir dando acceso a educación sin impuestos a los que menos tienen.
Pero los educadores privados no concuerdan con esta afirmación, ya que consideran que esto último lo que hará es mover a ciertos estudiantes a universidades de menor calidad y a carreras más baratas que no necesariamente son las que tienen mayores índices de contratación y mejores sueldos. Salarios que al final pueden traducirse en ingresos de renta para el Gobierno.
En 2010 estaban matriculados 188 mil estudiantes universitarios, de ellos 56% están en universidades privadas, según datos provistos por la Universidad Latina. “Un 70% de la población estudiantil de las universidades privadas proviene de colegios públicos; no sabemos cuántos optarán por abandonar sus estudios, pedir préstamos adicionales o reducir su carga académica”, dijo Silvia Castro rectora de la Ulacit.
Por su lado, los educadores de la primaria y secundaria privada, que también serán gravados con el IVA, están sumamente confundidos con la iniciativa, dado que “es un profunda contradicción que se pretenda gravar un rubro tan sensible para el desarrollo en un país que ondea la educación como bandera”, dijo José Ignacio Fito, director del Colegio Internacional SEK. “Ni siquiera países europeos con grandísima presión fiscal aplican una medida totalmente regresiva”, añadió.
En la gran mayoría de países europeos la educación privada está exenta del IVA, asimismo existen programas para apoyar a los estudiantes que deciden optar por esa educación como becas y subsidios.
En Latinoamérica las recientes reformas para cobrar impuestos a la educación no han prosperado en países como Argentina y México, tras demostrarse matemáticamente que los ingresos de un IVA no compensan los gastos derivados de la población que el Estado deberá atender cuando dejen los salones de clases de las entidades privadas.




Carolina Acuña
[email protected]