Wall Street eufórico encara pruebas de solvencia
Enviar
Wall Street eufórico encara pruebas de solvencia


Nueva York - No hay entusiasmo por las ganancias de Wall Street informadas este mes —y el 9 de abril hubo suficiente para que las acciones de Wells Fargo & Co. subieran un 32% después que el banco anunció un primer trimestre récord— que pueda sobrellevar lo que el presidente Barack Obama posiblemente tenga que decir dentro de poco.
Ello es así porque los resultados que importan, los que determinarán si Wells Fargo, con sede en San Francisco, y otros 18 bancos estadounidenses necesitan más dinero del Gobierno, no ser revelarán hasta el final de abril, cuando se completen las pruebas de solvencia ordenadas por el Gobierno de Obama. El secretario del Tesoro, Timothy Geithner, ha dicho esperar que algunos prestamistas requieran de “grandes” montos de capital, y ello podría restarle brillo a cualquier informe optimista del primer trimestre.

“Habrá una pausa expectante hasta que se conozca el resultado de las pruebas de solvencia”, dijo Dino Kos, director gerente de Portales Partners LLC en Nueva York quien ha trabajado en Morgan Stanley y el Banco de la Reserva Federal de Nueva York. “La prueba, en última instancia, es acerca de quién se diluye y cuánto”.
Los seis mayores bancos de Estados Unidos por activos van a informar sus resultados trimestrales más recientes en las próximas dos semanas. Los cálculos de analistas compilados por Bloomberg muestran que cuatro de ellos registrarán un beneficio. Solo Citigroup Inc. y Morgan Stanley, con sede en Nueva York, quizás revelen pérdidas.
Citigroup, Goldman Sachs Group Inc. y JPMorgan Chase & Co., los tres con sede en Nueva York, tienen previsto anunciar resultados esta semana. Bank of America Corp. en Charlotte, estado de Carolina del Norte, y Morgan Stanley los informarán la semana siguiente. Wells Fargo preanunció ganancias la última semana, diciendo que el ingreso neto del primer trimestre fue de $3 mil millones, o 55 centavos por acción, más del doble del cálculo promedio de los analistas encuestados por Bloomberg. Los beneficios fueron impulsados por un aumento del negocio hipotecario del banco, principalmente por parte de propietarios que refinanciaban a menores tasas.
“Esperamos que las ganancias del primer trimestre sean mejores que las de trimestres previos, pero lo que realmente los inversores más esperan son los resultados de las pruebas de solvencia”, dijo Tom Kersting, analista de Edward Jones & Co. en Des Peres, estado de Missouri. “Solo mirar los resultados del primer trimestre puede engañar a algunas personas en lo que concierne a los resultados de la prueba de solvencia”.
Una razón por la cual los resultados trimestrales pueden no ser suficiente para ganar la confianza de los inversionistas es que la Junta de Pautas Contables Financieras (FASB, por su sigla en inglés) aprobó nuevas reglas este mes que dificultan calcular cuánto más capital necesitarán los bancos si la recesión más prolongada desde la Gran Depresión se ahonda.
“La pregunta es cómo lidiarán los reguladores con la clase de ganancias ajustadas a los patrones de la FASB que veremos, que parecerán muy buenas, pero por supuesto serán completamente de no efectivo”, dijo Joseph Mason, profesor adjunto de la Universidad Estatal de Luisiana en Baton Rouge quien previamente trabajaba en la Oficina del Contralor de la Moneda del Tesoro.
Los cambios al valor justo, o reglas contables de valor del mercado aprobadas por la FASB el 2 de abril, permiten a las firmas usar su propio criterio de manera “significativa” al analizar los precios de algunas inversiones en sus libros, incluso en títulos valores hipotecarios. Los cambios, que se aplican a los resultados del primer trimestre, podrían aumentar los balances de capital en 20% y las ganancias hasta en 15%, dijo Robert Willens, ex director gerente de Lehman Brothers Holdings Inc., quien ahora dirige su propia firma de asesoramiento impositivo y contable en Nueva York.
También se permitirá a los bancos excluir del ingreso neto toda pérdida que consideren “temporaria”, lo que facilitará que presenten un cuadro de ganancias halagador, dijo Kersting, de Edward Jones.
Los cambios contables probablemente no compensen los descuentos de préstamos incobrables que están creciendo tan rápidamente “que para fin de año todo el ingreso de primera línea será devorado por los costos de los créditos”, según Paul Miller, analista de FBR Capital Markets en Arlington, estado de Virginia.
Wells Fargo, que compró Wachovia Corp. hace unos tres meses, dijo la semana pasada que apartó $4.600 millones en el trimestre para cubrir préstamos incobrables e informó de amortizaciones netas de $3.300 millones por préstamos incobrables en las compañías combinadas. Eso no bastó, escribió Miller en una nota de investigación el mismo día. Calculó que Wells Fargo necesitaba $6.250 millones en provisiones por préstamos.

Ver comentarios