Violencia vuelve a Ferguson tras conocerse fallo del caso Brown
Enviar

Violencia vuelve a Ferguson tras conocerse fallo del caso Brown

La decisión de un jurado de Estados Unidos de no imputar al policía que mató al joven Michael Brown, desató esta madrugada violentos disturbios en Ferguson de Misuri, en EE.UU., mientras las grandes ciudades del país se solidarizaron con protestas pacíficas.
Vehículos y edificios en llamas, comercios saqueados y enfrentamientos entre manifestantes y agentes son las imágenes de esta noche en la avenida West Florissant y sus alrededores, epicentro de la ola de disturbios raciales que desató el 9 de agosto la muerte de Brown.
La Policía local usó gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes y aseguró haber contabilizado más de una decena de disparos en la zona de las protestas, pero no ha trascendido por el momento que haya heridos.
El área de Ferguson, en San Luis, estaba desde la semana pasada bajo máxima alerta, con el FBI y la Guardia Nacional preparados para intervenir si las protestas convocadas para esta noche derivaban en fuertes disturbios como los de agosto.
El estallido de la violencia era precisamente el escenario que habían pedido evitar los familiares de Brown que, a pesar de estar "profundamente decepcionados" por el fallo judicial, dijeron en un comunicado que "responder a la violencia con violencia no es la respuesta".
Por su parte, Barack Obama, Presidente de Estados Unidos, recordó el deseo de la familia en un discurso no previsto desde la Casa Blanca en el que llamó a la calma y pidió "contención" a manifestantes y agentes.
"En los próximos días -los agentes- tendrán que trabajar con la comunidad, no contra la comunidad, y distinguir al reducido núcleo de personas que quizás usen la decisión del gran jurado como una excusa para la violencia", señaló.
Las protestas trascendieron Ferguson y se extendieron a Nueva York, Chicago, Los Ángeles, Washington DC, Oakland y otras grandes ciudades del país, con un tono fundamentalmente pacífico salvo algunos incidentes aislados.
La indignación se desató tras conocer que, Darren Wilson, el policía que mató a Brown, seguirá libre y sin cargos al concluir un gran jurado que no hay pruebas suficientes para imputarlo.

EFE

Ver comentarios