Enviar

Algunos fenómenos cambiantes en la sociedad no hacen más que desatar nuevas olas de creatividad y eficiencia que puedan significar un paso hacia adelante tanto para las empresas como para el público consumidor


Una gran oportunidad para innovar

Es interesante el reto que surge para los restaurantes de comidas rápidas. Los empresarios y las cadenas presentes en el país seguramente estudian y analizan el mercado desde hace algunos años, ya que pueden darse cambios por diversas causas.
Mientras los científicos relacionados con la alimentación humana explican los inconvenientes para una buena salud, de consumir comidas rápidas (u otras) altas en grasas y harinas, sal y azúcar, los diferentes sectores de la población reaccionan a esto de diversas formas.
Algunos están obligados a consumir comidas rápidas por sus circunstancias de vida y su paladar se ha acostumbrado a la oferta existente, al menor costo posible si su capacidad de pago no les permite más.
Otros en cambio pueden procurarse diferente clase de alimentación, ya sea preparada en sus hogares o en restaurantes que ofrezcan opciones sabrosas y saludables.
Pero hay factores que pueden hacer inestable este mercado y por ello no debe extrañar que alguna cadena se retire del país y otras en cambio tengan planes de expansión.
Entre esos factores podrían considerarse cambios de hábitos de alimentación, que no son a corto plazo sino producto de procesos educativos de los cuales se ven resultados a veces a mediano plazo.
Al mismo tiempo que llegan influencias del extranjero a la cultura costarricense, aparece también un deseo de volver a la comida tradicional que, como sabemos, puede tener más vegetales, legumbres y frutas.
Así como se introdujeron con rapidez y mucho éxito las comidas rápidas, como consecuencia de una necesidad de grandes masas de población, también avanza ahora, aunque más lentamente, la tendencia de comer saludable.
Esto no es más que una gran oportunidad para innovar en la industria de los restaurantes y cadenas dedicadas a vender alimentos.
El estudio de estos fenómenos que se vienen dando, sin duda generará nuevas ideas y tecnología que haga posible la oferta de alimentos sanos, sabrosos y a un precio adecuado a las condiciones económicas de los consumidores.
Siempre ha sido así. La capacidad del sector privado de enfrentar estos y otros retos le garantiza el éxito. Algunos fenómenos cambiantes en la sociedad no hacen más que desatar nuevas olas de creatividad y eficiencia que puedan significar un paso hacia adelante tanto para las empresas como para el público consumidor.

Ver comentarios