Foto 1
Jennifer Poole presentó varios de sus hallazgos sobre brechas salariales, productividad y libre comercio en las instalaciones del Tec en Zapote. Marco Monge/La República
Enviar

Tener habilidades tecnológicas es lo que mejor paga

Sector exportador: lugar donde ganan más los profesionales

Diferencia de salarios es mayor entre más se estudia

Los profesionales que laboran en empresas exportadoras tienen mayores salarios que sus colegas que trabajan en compañías que no exportan. La clave para ganar más es que normalmente, la exigencia de entidades que compiten alrededor del mundo, es mucho mayor. Son más acuciosas a la hora de contratar personal, eligen a los mejores y para retenerlos les pagan más.
Asimismo, al tener al mejor recurso humano mejora sus niveles de productividad y eso las hace más rentables por lo que pueden sostener altos salarios.
“Si tenemos dos mujeres profesionales con cinco años de experiencia, con las mismas condiciones, va a ganar más la que trabaja en una empresa exportadora”, dijo la economista Jennifer Poole, de la Universidad de California Santa Cruz, quien ha realizado varios estudios sobre el tema en Latinoamérica.
Esta brecha se ensancha más entre más estudios tenga el empleado, pero es dramáticamente grande si el puesto requiere habilidades tecnológicas, dado que ese es el nicho que tiene los más altos salarios. En estos casos la diferencia puede ser hasta del doble de la paga.
“Estudie mucho, aprenda idiomas, como el inglés o el chino y maneje tecnología”, aconseja Poole a quienes ambicionan   un buen salario y llegar a estas empresas.
Pero colocarse en una empresa exportadora no es sinónimo solo de un puesto bien pagado, sino que añade valor al currículo.
Si usted trabajó para una empresa exportadora, sobre todo si es una multinacional, lo hace casi automáticamente “contratable” por otra competidora o no.
En Costa Rica, el modelo exportador ha hecho que se añadan miles de puesto de trabajo calificados en los últimos años, y al mismo tiempo se ha visto crecer la desigualdad en los ingresos de la población.
Según el Coeficiente de Gini (usado para medir la desigualdad de ingresos) parte de esa brecha pasó de 0,51 a 0,58, cuanto más cerca de cero esté ese índice, más igualitarios son los ingresos.
“Por supuesto que parte de esa desigualdad puede provenir de la incursión de empresas exportadoras que paguen mejores salarios”, dijo Poole.
Lo positivo en este caso no es que necesariamente quienes ganan bajos salarios ganan menos, sino que subió la paga para los más preparados.
¿De qué lado quisiera estar usted?

Carolina Acuña
[email protected]
 

Ver comentarios