Enviar

Rusia levanta la voz por escalada militar en Ucrania

201501182232010.i2.jpg
En estos momentos los barrios residenciales de las ciudades de Donetsk y Lugansk son bombardeados con misiles de grueso calibre Grad y Uragán. APF/La República
El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, expresó ayer la preocupación de Rusia por la “escalada de las acciones militares” en las regiones orientales de Ucrania, que complica la búsqueda de un arreglo pacífico al conflicto.
“Moscú está preocupada por el agravamiento de la situación en el este de Ucrania y la escalada de acciones militares”, dijo Peskov a la agencia Interfax.
Agregó que en los últimos días Rusia ha emprendido nuevos intentos de mediar entre las autoridades de Ucrania y los líderes de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk.
“En particular, la noche del jueves al viernes, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, le envió una carta al presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, en la cual se proponía a ambas partes del conflicto un plan concreto para alejar la artillería pesada”, dijo el portavoz.
Según Peskov, el presidente ucraniano recibió la misiva el viernes por la mañana.
“Lamentablemente, la parte ucraniana no sólo rechazó el plan sugerido y no adelantó su propias propuestas, sino que comenzó nuevamente las acciones militares”, dijo el portavoz del Kremlin.
En declaraciones previas a la emisora Govorit Moskvá, Peskov indicó que la reanudación de acciones militares de envergadura “de ninguna manera ayuda a la implementación de los acuerdos de Minsk y a la búsqueda de un arreglo” al conflicto.
Según los separatistas prorrusos, al menos siete civiles murieron ayer a causa del fuego de la artillería ucraniana contra las ciudades de Donetsk y Górlovka, ambas controladas por las milicias de los secesionistas.
“En estos momentos los barrios residenciales de las ciudades de Donetsk y Lugansk son bombardeados con misiles de grueso calibre Grad y Uragán”, dijo a Interfax el líder de la autoproclamada república popular de Donetsk, Alexandr Zajárchenko.
El dirigente separatista calificó estas acciones como “un intento de Kiev de volver a desatar la guerra”.
“Está claro que Kiev trata de cobrarse la revancha por la dura derrota militar que le infligieron los milicianos el año pasado”, agregó.
Zajárchenko acusó a las autoridades ucranianas de haber aprovechado la tregua declarada el pasado 9 de diciembre para reagrupar sus fuerzas armadas e incrementar su armamento pesado.
Según los secesionistas, en las últimas 24 horas las tropas de Kiev han realizado varios intentos de penetrar en Donetsk, que fueron rechazados por los milicianos.
“Los habitantes de Donetsk no habían oído un cañoneo tan intenso desde el verano”, declaró Vladímir Motuzenko, consejero militar de Zajárchenko.
Por su parte, el mando ucraniano negó que sus tropas hayan intentado entrar en Donetsk y denunció que anoche los separatistas prorrusos lanzaron 28 ataques contra las posiciones de las fuerzas gubernamentales.
En un comunicado publicado en Facebook, los militares ucranianos aseguran que “controlan la situación” en el aeropuerto de Donetsk, escenario desde hace varios días de intensos combates.
El deterioro de la situación en el este de Ucrania ha paralizado las negociaciones para el arreglo político del conflicto.
Casi 5 mil personas, entre civiles y combatientes, han muerto en las regiones orientales ucranianas de Donetsk y Lugansk desde abril del año pasado, cuando Kiev lanzó una operación militar contra la sublevación separatista que estalló tras el derrocamiento del presidente Víktor Yanukóvich, en febrero de 2014.

Moscú/EFE

Ver comentarios