Enviar
Puja por Aeroméxico sube de tono

México
EFE

La guerra por Aeroméxico, una de las mayores aerolíneas del país, se recrudeció ayer con nuevas ofertas de parte de los dos competidores que pujan por la aerolínea, Banamex y la familia Saba, y que extenderán el proceso a por lo menos 20 días más tras la última oferta que hicieron los segundos.
Los Saba pusieron este martes por la noche sobre la mesa $213 millones por la aerolínea (de la que el Gobierno mexicano posee el 62% de los títulos), lo que supone un 22,6% más que su oferta anterior y que mantendrá vigente por 20 días hábiles.
Además es superior en siete millones a los 206 millones de dólares que ofrecieron el grupo Banamex y 14 empresarios mexicanos.
Los empresarios mexicanos Alberto y Moisés Saba, padre e hijo, habían anunciado por la tarde de hoy que se mantendrían en la lucha por Aeroméxico y lo cumplieron con su nueva contrapropuesta, en una jornada inédita por la disputa de esta empresa.
“Esto no se acaba pues mantenemos el interés por Aeroméxico”, había asegurado el representante legal de los Saba, Antonio Franck, al anunciar que emitirían una nueva oferta.
Hasta el mediodía de ayer, los empresarios Saba habían ofrecido un precio de 1,90 pesos por acción de Aeroméxico, que sumarían $174 millones por la totalidad de los títulos.
Antes de que concluyera el plazo de la familia Saba, el grupo Banamex y los empresarios lanzaron su última oferta del día, que consistió en 171 millones de dólares, más un “warrant” por unos 45 millones de dólares adicionales en tres años o el desembolso inmediato de $35 millones, lo que suma $206 millones de pago inmediato.
Grupo Aeroméxico está integrado por Aerovías de México y su subsidiaria Aerolitoral y cuenta, además, con el 50% del capital de una empresa de servicios terrestres.

Ver comentarios