Enviar
Oposición siria pide "urgente intervención"

El Consejo Nacional Sirio (CNS), que aspira a encabezar la oposición al régimen de Bachar al Asad, pidió ayer en Estambul una "urgente intervención militar" extranjera en Siria para frenar las masacres de personas civiles.
En una rueda de prensa celebrada ayer en estambul, George Sabra, miembro del CNS y responsable de comunicación de este organismo, leyó un comunicado en la que se denuncia que en las últimas masacres de civiles en Siria "hubo 75 víctimas, de ellas 71 mujeres y niños".
Sabra negó rotundamente que estas matanzas sean responsabilidad de la oposición, tal y como asegura Damasco, y atribuyó su autoría a los 'shabbiha', las milicias al servicio del régimen, calificando de "gran mentira" la versión gubernamental.
"Las manifestaciones pacíficas han sido brutalmente reprimidas por el régimen y no han alcanzado su objetivo, de manera que hay que elegir otra vía", manifestó Sabra.
El opositor CNS se suma así, por primera vez, a las voces de muchos activistas de la calle que piden desde hace meses una intervención militar extranjera.
"Pedimos una zona de exclusión aérea, pedimos una urgente intervención militar, pedimos que se pare la máquina de matar", manifestó Sabra.
Dirigió el llamamiento especialmente a "Arabia Saudí y Qatar y los demás países árabes", pero también a "los amigos de Siria que se reunieron en Túnez y que se reunirán pronto en Estambul".
"La pelota está ahora en el tejado de Naciones Unidas", aseguró.
No obstante, la comisión investigadora de la ONU sobre las violaciones de derechos humanos en Siria subrayó ayer su oposición a cualquier intervención militar en ese país, para el que no ve otra solución que el diálogo y una salida negociada a la violencia que ha dejado más de 7.500 muertos en un año.
"Decimos claramente que una intervención militar externa o (continuar) con la confrontación armada (interna) no ayudará. No vemos otra solución que el diálogo entre las partes", dijo a la prensa el presidente de la comisión, el jurista brasileño Sergio Pinheiro.
Entre las demandas del CNS citadas por Sabra figura "armar el Ejército Sirio Libre (ELS)", la guerrilla compuesta por desertores, para que pueda defenderse a sí mismo y proteger a los civiles.
Además, el CNS pide el envío de ayuda médica y humanitaria urgente para apoyar a los civiles en Siria.
Respecto a la misión de Kofi Annan, que concluyó el domingo en Damasco, y su reunión ayer con el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, Sabra manifestó que el CNS le transmitirá que "primero debe conseguir que se paren las masacres".
El presidente del Consejo Nacional Sirio, Burhan Ghalioun, residente en París, aseguró en Estambul que el conflicto en Siria "ha entrado en una nueva fase".
Sabra detalló que hay un acuerdo vigente entre el CNS y el Ejército Sirio Libre, por el que el primero ofrece al segundo "apoyo material, logístico y de armamento".
"Nos matan a diario, y tenemos derecho a la autodefensa, pedimos este derecho", insistió Sabra.
Respecto a las últimas deserciones de altos cargos militares, Sabra señaló que "su procedencia de diferentes zonas y su pertenencia a diversas corrientes religiosas -cristianos, alauíes, ismailíes, drusos- demuestra que el pueblo sirio sigue unido".

Estambul/EFE
Ver comentarios