Nuevas empresas creadas por mujeres reciben menos capital riesgo
Las compañías creadas por mujeres recibieron de media una financiación de unos $77 millones frente a los $100 millones recaudados por hombres, según un análisis de Bloomberg. Shutterstck/La República
Enviar

 Hace 50 años, James Brown cantaba que éste es un mundo de hombres en su tema “It´s a Man´s World”. A las mujeres que crean compañías tecnológicas en Estados Unidos puede parecerles con frecuencia que las cosas no han cambiado mucho en el siglo XXI.
El capital riesgo es la esencia de cualquier empresa y las emprendedoras del sector tecnológico consiguen recaudar bastante menos fondos que los hombres. Las compañías creadas por mujeres recibieron de media una financiación de unos $77 millones frente a los $100 millones recaudados por hombres, según un análisis de Bloomberg.
La discrepancia es ligeramente peor que la diferencia salarial entre hombres y mujeres en Estados Unidos: las mujeres ganaron una media de 79 centavos por cada dólar que ingresaron los hombres, según un informe de la Oficina del Censo de Estados Unidos en 2015.El estudio de Bloomberg se centró en 2.005 personas que fundaron empresas nuevas en el sector tecnológico en Estados Unidos entre 2009 y 2015 y que recaudaron $20 millones como mínimo. De estas solamente 141, o un 7% fueron mujeres.
La falta de mujeres en el sector tecnológico y el capital riesgo se ha convertido en un tema álgido en los últimos años y ha llevado a un examen de conciencia y cambios graduales. Varias compañías tecnológicas han comenzado a publicar datos demográficos de su plantilla. Y algunas firmas de capital riesgo están estudiando la forma de diversificar un sector aún dominado por los hombres de raza blanca.
Además del género de la persona que fundó la empresa y la cifra recaudada, el estudio de Bloomberg examinó también el historial de los fundadores (casi un 25% se había graduado fuera de Estados Unidos, la mayor parte en la India) así como los puntos geográficos más populares. Y, sí, California sigue siendo el número uno.
La formación, o la ausencia de ella, también reveló algunas tendencias sorprendentes. Había más fundadores que abandonaron la universidad o no fueron a ella que fundadores que procedían de una única universidad prestigiosa como Harvard, Stanford o el MIT. Los que abandonaron los estudios universitarios fundaron más empresas de internet que cualquier otro tipo de empresa tecnológica, con una tasa del 8,9 %. Las compañías emergentes en biotecnología o en el sector farmacéutico representan una categoría muy distinta. Ninguno de sus fundadores abandonó los estudios universitarios y más de un 60 por ciento tenían un título de doctorado.

 

 


Ver comentarios