Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Nuevas regulaciones chinas no son controles de capital: PBOC​

Bloomberg | Martes 03 enero, 2017

Las nuevas exigencias que dio a conocer el viernes el Banco Popular de China hicieron temer que el gobierno estuviera imponiendo controles de capital disimulados, informó Xinhua el domingo a última hora.


Las nuevas regulaciones de China para las transacciones en efectivo y transferencias al exterior no son controles de capital, según un analista del banco central que cita la Agencia de Noticias Xinhua oficial.

Las nuevas exigencias que dio a conocer el viernes el Banco Popular de China hicieron temer que el gobierno estuviera imponiendo controles de capital disimulados, informó Xinhua el domingo a última hora.
“No es en absoluto un control de capital”, aseguró al servicio de noticias estatal Ma Jun, economista jefe de la oficina de análisis del banco central.
El límite anual de compra de moneda extranjera permitido a particulares se mantiene sin cambios en $50 mil anuales y las reglas no afectarán actividades normales como las operaciones en el exterior y la inversión de las empresas ni los viajes o los estudios en el extranjero, dijo Ma.
Las declaraciones de Ma siguen al restablecimiento anual del 1° de enero del límite de $50 mil para particulares, lo cual podría agravar la salida de capital, que se ha intensificado luego de que el yuan experimentara su mayor caída anual en más de dos décadas. El Banco Popular de China dijo el viernes que endurecerá las reglas para que los bancos informen sobre transacciones transnacionales de clientes a partir del 1° de julio en el marco de un mayor esfuerzo por combatir el lavado de dinero y evitar el financiamiento del terrorismo.
Responsabilidad
Las instituciones financieras se harán responsables de informar y no habrá documentación adicional ni trámites de aprobación oficial para empresas y particulares, explicó Ma.
El Banco Popular de China dijo el viernes que exigirá a las instituciones financieras informar sobre toda transferencia transnacional de 200.000 yuanes ($28.800).
Los funcionarios dicen que quieren contar con más información actualizada sobre las personas a efectos de evaluar los riesgos que puedan derivar de crecientes transferencias transnacionales, según una declaración.
Los chinos ricos y de clase media han convertido dinero a otras monedas para protegerse contra una devaluación, lo que presiona el yuan a la baja. La moneda comenzó el año pasado generando conmoción en los mercados globales con fijaciones más débiles que lo esperado en enero, lo que creó pánico con relación a la política monetaria y alimentó salida de capitales. Concluyó 2016 cerca del nivel más bajo en ocho años.
Las reservas en moneda extranjera de China, las mayores del mundo, habían caído en noviembre al menor nivel en cinco años, $3.05 billones.
La caída de US$99 mil millones de enero del año pasado, la mayor de 2016, siguió al último restablecimiento de los límites. Datos cuya difusión está prevista para el 7 de enero indicarán que las reservas se redujeron a US$3,01 billones, según la mediana de las estimaciones de economistas que consultó Bloomberg.