Enviar
Jueves 24 Noviembre, 2011


Tenemos el recurso humano, y podemos incrementarlo, la educación debe ser la principal inversión del país… el acceso a la salud y que sea de calidad en la CCSS es posible…

Nuestro mayor recurso

No es necesario continuar con el debate de si es bueno o malo el atraer empresas extranjeras a invertir en el país, es un simple paso de la globalización a la que el país se está sumergiendo y adaptando desde hace años.
El comercio exterior nos abre una gran ventana, captar recursos, conocimiento y tecnología que permita al país dejar de depender de Intel y nos ponga en el mapa del mercado internacional como productores manufactureros.
Tenemos el recurso humano, y podemos incrementarlo, la educación debe ser la principal inversión del país, el reto es igualar la competitividad de los sectores públicos y privados de la educación en primaria y secundaria; darles a los jóvenes bases sólidas sobre lo que es el mundo en el siglo XXI y lo importante que es la capacitación que puedan adquirir en procesos manufactureros, tecnológicos y diversificados.

En otro campo, si bien no debemos perder la calidad en la etiqueta que tenemos como turismo médico, debemos extenderla a lo interno del país, el acceso a la salud y que sea de calidad en la CCSS es posible, si se permite una capacitación de representantes extranjeros expertos en la materia, aplicando conocimiento junto con un servicio de ética, de compromiso con el paciente, es un derecho que se le ha restringido a muchos costarricenses.
Si queremos entrar al desarrollo, una de las pautas es, además, corregir la forma de recaudar tributos. El paquetazo fiscal se maneja de forma errónea, no es cantidad, sino calidad en la recaudación, de ahí podrían salir grandes fondos para que el gobierno invierta en lo que es realmente necesario: infraestructura, educación y salud.
El comercio exterior puede intervenir en esos puntos, son necesarias las relaciones con otros países y en ellas hay armas para poder tener acceso a mejores políticas de dirigir sectores productivos y de servicios en los que el país puede llegar a tener un gran potencial.

Javier Ant. Rodríguez Bogantes
Asesor en Comercio Exterior
[email protected]