Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


Ingresos de puestos de bolsa crecieron poco

Redacción La República [email protected] | Lunes 22 octubre, 2007



Ingresos de puestos de bolsa crecieron poco

La incertidumbre generada por el Cafta, las tasas reales negativas y otros elementos del mercado, impidieron un mejor desempeño

Agustina Cobas
[email protected]  
Colaboró Rebeca Sequeira

Los puestos de bolsa que operan en el país arrancaron el año con optimismo, y comenzaron a ver buenos resultados en el primer trimestre, cuando la apreciación de los bonos de deuda denominados en colones propició el aumento de las ganancias.
Sin embargo, ese creciente optimismo no se mantuvo durante los siguientes meses, tiempos en que la incertidumbre comenzó a apoderarse de los inversionistas, quienes ante las incógnitas que surgían respecto al futuro del tratado de libre comercio, la evolución de las tasas de interés en colones y la inflación, prefirieron no arriesgar mucho, y mantenerse sin hacer grandes cambios.
Esto llevó a que los ingresos por concepto de operaciones bursátiles no crecieran tanto como en periodos anteriores.
Concretamente, entre enero y agosto de 2007, los ingresos aumentaron apenas un 26% respecto al mismo periodo del año anterior.
No obstante, la mayoría de los puestos, conscientes de las condiciones bajo las cuales tuvieron que operar durante los meses que han transcurrido, consideran que los resultados obtenidos no han sido del todo malos.
Sin embargo, las características particulares que presentó el mercado durante este tiempo no son normales, y de acuerdo a varios participantes, no podrían sostenerse en el tiempo.
“El mercado se comportó bien durante el primer semestre de 2007, por las razones apuntadas, sin embargo son condiciones atípicas que no deberían ser sostenibles en el tiempo”, puntualizó Alvaro Gómez, gerente de BN Valores.
Pese a tener que trabajar en un escenario un poco más complicado que en años anteriores, el puesto del Banco Nacional logró incrementar sus ingresos en un 25%.
Al igual que hicieron otros puestos, BN Valores logró beneficiarse del alza que los precios de los bonos denominados en colones experimentaron durante los meses de febrero y marzo, luego de que el Banco Central modificara a la baja la banda inferior del régimen cambiario.
Esto generó una apreciación de los instrumentos de renta fija denominados en la moneda local, lo que benefició a los inversionistas que poseían dichos títulos en sus carteras.
“Hicimos negocios acertados en bonos denominados en colones tanto a finales de 2006 como a principios de 2007”, señaló Gómez.
Otros participantes del mercado consideran que, pese a las circunstancias, los resultados podrían haber sido mejores.
“Creo que el comportamiento del mercado fue muy tímido, a mi criterio podría haber crecido más”, comentó Orlando Soto, gerente de Acobo Puesto de bolsa.
En el caso de este intermediario, los ingresos generados aumentaron más del 50% en el periodo analizado, debido en parte a cambios en el planeamiento de dicha organización.
Si bien los resultados obtenidos durante el primer semestre del año fueron buenos, estos se vieron un poco empañados por el aumento de la incertidumbre que se vivió desde mediados del año.
“Es importante distinguir entre lo generado en el primer trimestre y lo que se presenta desde abril hasta agosto, dado que en el primer trimestre se dieron las condiciones para generar comisiones por la rotación de carteras, que propiciaron una generación extraordinaria de comisiones”, comentó Marvin Sánchez, gerente de Popular Valores. “De abril a agosto las tasas reales negativas y el efecto de las bandas cambiarias se han sentido, y en los últimos meses se sumó la incertidumbre del Cafta”, agregó Sánchez.
Además, otros factores como la crisis que se generó en el mercado de hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos, que desembocó en un problema de liquidez en ese mercado y el escenario de tasas de interés reales negativas en el país, incrementó la incertidumbre.
Esto derivó en una mayor incursión de los puestos en los mercados internacionales, como una alternativa a la escasez de papeles y condiciones de incertidumbre que se vivían en el mercado local.
Para lo que resta del año, las perspectivas de los puestos son optimistas.
“Seguimos teniendo perspectivas positivas, existe un nivel de liquidez importante en el mercado local, y eso es materia prima apropiada para el negocio, dadas las tasas bajas, y además hay mayor disposición para buscar alternativas internacionales”, opinó Andrés Víquez, gerente de Aldesa puesto de bolsa.