Google y Apple se dedican a telemedicina; telefónicas fracasaron
Ahora llega la movida de las empresas tecnológicas. La sociedad controlante de Google, Alphabet, está desarrollando dispositivos dotados de sensores, como lentes de contacto que miden los niveles de glucosa. Shuttersotck/La República
Enviar

 Google y Apple tienen algunas ideas brillantes sobre el futuro de la atención sanitaria. No hace mucho, AT&T y Verizon Communications tenían ideas similares: un mundo conectado de dispositivos y servicios que revolucionarían la forma de practicar la medicina en los Estados Unidos y, de paso, explotar una gigantesca rama nueva de negocios. Hasta ahora, las cosas no han funcionado de ese modo para las compañías de telecomunicaciones.
Ahora llega la movida de las empresas tecnológicas. La sociedad controlante de Google, Alphabet, está desarrollando dispositivos dotados de sensores, como lentes de contacto que miden los niveles de glucosa. Apple da apoyo a los desarrolladores de aplicaciones que registran los datos de salud de los consumidores y comparten la información directamente con los médicos.


Nuevas empresas como Omada Health, Doctor on Demand y Amwell ayudan a las personas a adelgazar y conectarse con otros pacientes, asesores o médicos. ¿Estas empresas pueden tener éxito donde firmas como Verizon y AT&T fracasaron hace solo unos años?
Puede que sí. Pero vale la pena tener presente la incursión de las telecomunicaciones en la telemedicina que fracasó años atrás. A partir de 2009 aproximadamente, los colosos de las telecomunicaciones AT&T y Verizon, entre otros, efectuaron audaces predicciones sobre el futuro de la telemedicina.
En 2012, el máximo ejecutivo de Verizon, Lowell McAdam, dijo que su compañía estaba “abocada a posibilitar la transformación” de la industria de la atención médica, con la ayuda de los $10 mil millones que la compañía había invertido en la década pasada en redes de fibra óptica, centros de datos y seguridad de las redes. Pero la apuesta a la atención sanitaria todavía no ha dado frutos.
“Las telefónicas no han hecho bien las cosas al mudarse al ambiente hospitalario e invertir tiempo y dinero para seguir los pasos de los proveedores”, dijo Lee Schwamm, director médico de telesalud del Hospital General de Massachusetts. “Para ellas siempre fue un negocio secundario”.
Tanto AT&T como Verizon lograron armar un negocio con la gestión de las conexiones de datos y las historias clínicas electrónicas para los hospitales, pero en su mayor parte los operadores inalámbricos de los EE.UU. siguen teniendo el cuidado de la salud como actividad suplementaria.
Esto hace que el grueso del crecimiento en servicios y dispositivos de telesalud quede en manos de las compañías médicas y tecnológicas. Y ese crecimiento no es poco. Un estudio reciente de la Escuela de Medicina de Harvard sobre datos de solicitudes de pago de seguros de salud reveló que el uso de las teleconferencias o las visitas virtuales de los pacientes de Medicare aumentó un 28% anual entre 2004 y 2013, con 107 mil visitas en 2013.

 


Ver comentarios