Discovery parte hacia Estación Internacional
Enviar
Discovery parte hacia Estación Internacional

Astronautas esperan instalar módulo Harmony en misión de 14 días

Washington
EFE

El transbordador “Discovery” partió ayer a la Estación Espacial Internacional (EEI) desde el Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral (Florida), en una misión de 14 días en la que se instalará el módulo italiano “Harmony”.
A las 11.38 hora local (15.38 GMT), el director del lanzamiento, Mike Leinbach, deseó “buena suerte” a la tripulación, a lo que la astronauta Pamela Melroy, comandante de la misión, contestó que estaban preparados “para llevar a 'Harmony' a su nueva casa”.
Pese a que a las previsiones meteorológicas auguraban mal tiempo, al final el clima permitió la salida del transbordador, que lleva siete astronautas a bordo, en una misión en la que está previsto que realicen cinco caminatas espaciales.
Durante la inspección rutinaria previa al despegue, los técnicos descubrieron un trozo de hielo formado en una de las cañerías internas del tanque en la parte llenada con hidrógeno líquido.
Hasta 15 minutos antes de la salida los técnicos evaluaron la posibilidad de retrasar el despegue, aunque finalmente determinaron que el tamaño del trozo de hielo no representaba peligro alguno y que además estaba derritiéndose.
Los dos cohetes impulsores que lleva la nave se desprendieron sin problemas a las 11.40 hora local (15.40 GMT), tal y como estaba previsto.
Tanto las bases de la NASA en Morón (España) e Istres (Francia) estaban preparadas para cualquier tipo de imprevisto y en caso de que hubiera sido necesario, el transbordador podía haber aterrizado en alguno de los dos lugares, informó ayer la NASA.
Pese a que el lunes la Agencia Espacial Estadounidense establecía en un 60% las posibilidades de que no despegara el “Discovery”, el buen tiempo permitió el despegue, ya que sólo había unas nubes bajas dispersas en la zona.
Además de Melroy, la tripulación del “Discovery” incluye al italiano Paolo Ángelo Néspoli, astronauta de la Agencia Espacial Europea; la especialista Stephanie Wilson y los astronautas George Zamka, Scott Parazynski, Douglas Wheelock y Daniel Tani.
La comandante de la misión, la coronel Pamela Melroy, será recibida en la EEI por su responsable, la bioquímica Peggy Whitson.
Tani, por su parte, se incorporará a la tripulación de la EEI en sustitución del astronauta de la NASA Clay Anderson, que regresará a la Tierra a bordo del “Discovery”.
Antes de subir a bordo de la nave, Néspoli desplegó un cartel en el que se leía: “Saludos a toda Italia”.
A bordo del transbordador viaja un objeto curioso: la espada láser Jedi que usó el actor Mark Hamill al interpretar el personaje de Luke Skywalker en la película “El retorno del Jedi” (1983).
Este sable de luz regresará, sin embargo, al concluir la misión, para ser posteriormente expuesto en el Centro Espacial de la NASA, en Houston (Texas), donde permanecerá hasta el 1 de enero.
El sable viaja a bordo para conmemorar el 30 aniversario de la primera película de la saga de “La Guerra de las Galaxias”.
Una vez que quede instalado el “Harmony”, en sucesivos viajes se podrán acoplar a este módulo sendos laboratorios, uno japonés y otro europeo.
Tras llegar el jueves a la estación orbital, los astronautas del “Discovery” trasladarán una serie de paneles solares de un lado a otro de la EEI y moverán una viga.
Durante una de las cinco caminatas espaciales está previsto que los astronautas realicen una serie de pruebas de arreglo de losetas térmicas dañadas con una pistola especial de enmasillado.
Los daños que sufren esas losetas en los despegues son uno de los principales problemas a los que se enfrenta la NASA.
En enero de 2003, el transbordador espacial “Columbia” estalló y se desintegró, con siete tripulantes a bordo, cuando regresaba a la Tierra al término de una misión de 16 días.

Ver comentarios