Enviar
Diálogo avanza, pero acuerdo sigue esquivo en Honduras
Comisión de Micheletti dice aún no hay consenso sobre restitución de Zelaya

Tegucigalpa
EFE

Las delegaciones del Gobierno de facto de Honduras y del mandatario depuesto, Manuel Zelaya, no lograron ayer llegar a un acuerdo para la restitución del derrocado gobernante, informó la comisión que representa a Roberto Micheletti.
“El diálogo sobre este punto ha sido cordial y ambas partes hemos alcanzado importantes avances. Sin embargo, hasta este momento no hay ningún acuerdo final en torno a este punto”, subraya un comunicado de la delegación de Micheletti difundido ayer por la Casa Presidencial, que desmiente información previa sobre la existencia de un texto de consenso entre las partes.
“Reportes de prensa, indicando lo contrario, son falsos”, añade la declaración, que además destaca que “las negociaciones” del diálogo “para buscar una resolución a la crisis política que vive el país han progresado rápidamente”.
En tanto, Micheletti dijo ayer que los representantes de Zelaya han propuesto que sea el Congreso el que determine el regreso del presidente depuesto al poder.
“Tengo entendido que el grupo de Zelaya está pidiendo que sea el Congreso el que determine si puede regresar o no” al poder, indicó el mandatario de facto a periodistas, al aclarar que, en todo caso, “eso es un asunto legal” que tendrá que resolver la Corte Suprema de Justicia.
“Definitivamente sería la Corte Suprema de Justicia la que tendría que tomar esa determinación”, afirmó.
Los representantes de Zelaya y Micheletti habían dicho antes que habían alcanzado un acuerdo en la mesa de diálogo sobre un “texto único” que permitiría dar una salida a la crisis que vive Honduras desde el golpe de Estado de junio, aunque no precisaron detalles.
“Las dos delegaciones consensuamos el texto, pero ese texto tiene que estar sometido a la opinión, al análisis”, dijo en una rueda de prensa Víctor Meza, ministro de Gobernación de Zelaya, al remarcar que no podía brindar detalles sobre el documento.
La Casa Presidencial indicó en el comunicado que ayer los equipos negociadores iniciaron “la discusión sobre quizá el punto más difícil de este diálogo, el cual se centra en la posible restitución o no del presidente Zelaya conforme al imperio de la ley y nuestra Constitución”.
El diálogo será retomado hoy por los equipos negociadores, según informó la comisión de Micheletti.
Uno de los miembros de la comisión de Micheletti, Vilma Morales, dijo a la prensa que “hasta el momento no hay una decisión definitiva” y que las comisiones están “trabajando con prudencia”.
Agregó hasta ahora no han hablado sobre temas como un salvoconducto o algún decreto para restituir a Zelaya en el poder, tras su derrocamiento el 28 de junio pasado.

Esperanza

José Miguel Insulza, secretario general de la OEA, expresó ayer su satisfacción por los avances registrados en el diálogo que se lleva a cabo en Honduras, al afirmar que hay “esperanza de que haya una solución hondureña”.
En una sesión ordinaria del Consejo Permanente, en el que presentó su informe sobre la reciente misión de alto nivel de la OEA a Honduras, Insulza rehusó pronunciarse con más claridad sobre los avances en el diálogo en Honduras.
Ayer, las comisiones que representan al Gobierno de facto que preside Roberto Micheletti y al mandatario depuesto, Manuel Zelaya, no lograron llegar a un acuerdo para la restitución del derrocado gobernante, aunque se avanzó en el diálogo sobre ese punto.
“El diálogo sobre este punto ha sido cordial y ambas partes hemos alcanzado importantes avances. Sin embargo, hasta este momento no hay ningún acuerdo final en torno a este punto”, subraya un comunicado de la comisión que representa a Micheletti difundido por la Casa Presidencial.
Pese a ello, Insulza quiso expresar su “satisfacción por el avance que ha tenido hasta ahora” la mesa de diálogo instalada el pasado miércoles cuando la misión de alto nivel de la Organización de Estados Americanos (OEA) visitó Honduras.
“Creo que ha habido buenos avances que nos permiten sostener esperanzas de que haya una solución hondureña para una crisis hondureña”, señaló el máximo responsable del organismo regional.
“Esperamos que los hondureños adopten sus acuerdos”, agregó Insulza, quien quiso mantener una postura cautelosa.
“No quiero pecar de exceso de optimismo. Esto no está terminado hasta que esté terminado”, subrayó, advirtiendo así de que ambas partes aún deben dar su visto bueno al texto y suscribirlo.
Recordó que las partes todavía tienen que acordar aspectos como la entrada en vigor del acuerdo, establecer fechas y redactar el documento definitivo.
Pero “los acuerdos sustantivos están adoptados”, dijo.
Insulza, después de su informe verbal y después de haber dado la palabra a los Estados miembros, pidió de nuevo la palabra para explicar que los avances son una “señal positiva”, pero su postura cautelosa se deriva del hecho de que, según dijo: “Aún no tenemos una confirmación definitiva”.
Admitió que el deseo de la misión era que se aprobara y suscribiera el acuerdo promovido por el presidente de Costa Rica, Óscar Arias, aunque dijeron desde un principio que aceptarían el consenso al que llegaran las partes.
“Vamos a estar detrás de los acuerdos que se logren en el marco del Acuerdo de San José”, aseguró.
Ver comentarios