Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



COLUMNISTAS


Del 15 de setiembre al 29 de octubre de 1821

Vladimir de la Cruz [email protected] | Miércoles 22 octubre, 2014


Así surgieron nuestro primer Gobierno y primera Constitución Política en vida independiente


Pizarrón

Del 15 de setiembre al 29 de octubre de 1821

Desde el 15 de setiembre hasta el 29 de octubre de 1821 Centroamérica se conmovió. En la Capitanía General de Guatemala, el 15 de setiembre se había dispuesto declarar la Independencia, lo que se hizo ese día.
En el artículo 1 del Acta se dice: “Que siendo la independencia del Gobierno Español la voluntad general del pueblo de Guatemala, y sin perjuicio de lo que determine sobre ella el Congreso que debe formarse…” y, en el artículo 2 se ordena que “… circulen oficios a las provincias, por correos extraordinarios, para que sin demora alguna se sirvan proceder á elegir Diputados ó Representantes suyos y estos concurran a esta capital, a formar el Congreso que debe decidir el punto de Independencia general y absoluta, y fijar en caso de acordarla, la forma de gobierno y ley fundamental que deba regir.”
Lo resuelto ese día inmediatamente se comunicó hacia los pueblos y regiones de la Capitanía. A como se iba conociendo la noticia se apoyaba la decisión tomada en Guatemala, afirmando la Independencia de cada Provincia.
Así, el 21 de setiembre El Salvador declaró “guardar y hacer guardar la Independencia”, el 28 de ese mes lo hizo Honduras, “después de una larga discusión en que se acordó por todas se jure la Independencia”. También, el 28 lo hizo Nicaragua con su Declaración de Independencia “hasta que se aclaren los nublados del día”, confusa en esa frase, de influencia del Obispo, que albergaba el sentimiento que la decisión Independencia de España se pudiera revertir, puesto que Guatemala “parece se ha erijido en Soberana”.
Las Actas de Independencia de Guatemala y de León, de Nicaragua, llegaron a San José y Cartago el 13 de octubre. Desde ese momento hasta el 28 de octubre se ordenó discutir en los pueblos los documentos y nombrar delegados para que se reunieran en Cartago, capital de la Provincia en ese momento, para tomar la decisión definitiva, el 29 de octubre.
El 28 por la noche estaban los delegados de los Ayuntamientos en Cartago. José Santos Lombardo desarmó a la autoridad colonial con el propósito de que no fuera a actuar contra lo que se decidiría el día siguiente, y tener las armas existentes para defender la Independencia, que ya se sabía se iba a declarar.
El 29 por la mañana en Cartago se decidió, con el aplauso de lo resuelto en Guatemala y en León, con apoyo de los representantes de la Iglesia, “e innumerables personas de distinción y de pueblo”, “publicar, proclamar” y “jurar solemnemente el jueves 1 de noviembre la Independencia absoluta del gobierno español”.
Así lo acordaron los delegados reunidos de los ayuntamientos de Cartago, Alajuela, Heredia, San José, Bagaces, Ujarraz y Barba.
Lo dispuesto en Cartago se comunicó a los pueblos nuevamente para que juraran la Independencia acordada el 29 de octubre, quedando a cargo interinamente el Gobernador Español, Juan Manuel de Cañas.
A mediados de noviembre, Alajuela y San José acordaron desconocer la autoridad interina del gobernador, e integrar un gobierno provisional, como Junta de Legados de los Pueblos, que funcionó desde 12 de noviembre hasta el 1 de diciembre de 1821, día en que también se aprobó el Pacto Social Fundamental Interino de Costa Rica o Pacto de Concordia, así surgieron nuestro primer Gobierno y primera Constitución Política en vida independiente.

Vladimir de la Cruz