Logo La República

Martes, 3 de agosto de 2021



FORO DE LECTORES


¿Cuánto vale mi empresa?

Eduardo Montoya Sedó eduardo.montoya@cr.gt.com | Jueves 24 junio, 2021

Eduardo Montoya

En el entorno económico que estamos viviendo debido a la pandemia del Covid-19, es primordial conocer el impacto directo que ha sufrido cada una de las diferentes áreas de nuestro negocio, o bien, en caso de que la industria sobre la que operamos tuviera un beneficio positivo, es recomendable determinar las variables que han dirigido a un incremento en una o varias de las líneas de productos y/o servicios, y definir la sostenibilidad de las mismas en el corto, mediano y largo plazo.

Usted como dueño muy probablemente haya identificado el efecto inmediato en los volúmenes de ventas, rentabilidad e ingresos, y consecuentemente debe tomar decisiones según la situación que esté experimentando.

En caso de que la compañía haya experimentado una disminución de sus ingresos, la administración debe buscar diferentes maneras para mejorar la rentabilidad del negocio, como pueden ser la restructuración, o bien la búsqueda de inversores para aumentar el capital de la compañía. También existe la posibilidad de que haya una necesidad de venderla.

Por el contrario, si la empresa ha aumentado sus ingresos, es posible que aparezcan inversores interesados en adquirir el negocio, ya sea en su totalidad o mediante la obtención de una participación. O si se desea expandir el negocio, puede que se requiera buscar inversores.

Para cualquiera de estas situaciones es necesario saber cuánto vale nuestra compañía.

La valoración de una empresa es un trabajo complejo, que requiere de amplios conocimientos financieros, así como conocer bien el giro de negocio, cuál es su estrategia, entender el mercado en el que se desarrolla y dónde están sus elementos de generación de valor.

Por ejemplo, la elaboración de un informe de valoración es un trabajo fundamental para preparar una buena negociación con inversores, ya que da seguridad y credibilidad. Por otro lado, valorar la empresa va a ayudar a conocer en qué posición se encuentra, es decir como se ubica en el mercado y el valor que la compañía posee.

Existen muchos métodos de valoración, e independientemente de que la misma se realice de manera interna o se contrate a un tercero para realizarla, existen ciertas consideraciones que debe tener presente, las cuales se citan a continuación:

1. Disponer de la mayor cantidad de información financiera histórica de la compañía, ya que así la valoración se ajustará más a la realidad sobre el valor de la empresa.

2. La información disponible debe ser de calidad, esto quiere decir que sea documentación confiable e íntegra, preferiblemente validada por un experto.

3. La información financiera histórica debe ser comparable entre periodos, esto ayudará a la definición de tendencias sobre el comportamiento de la compañía.

4. Disponer de presupuestos y proyecciones realistas sobre cómo espera que se vaya a comportar su negocio.

5. Los contratos que se tenga con clientes o proveedores deben estar bien identificados y ser tomados en consideración en las proyecciones de la empresa, ya que estos pueden impactar en la operación.

6. Los informes económicos y de la industria son claves para establecer la situación actual en la que se encuentra la empresa, ya que su valor también dependerá de factores externos del mercado en el que se desarrolla.

Por tanto, evalúe la calidad de la información que maneja en su empresa, y tome acciones en el caso de que deba mejorar sus registros. Así ante una eventual venta ya sea total o parcial, el proceso será más fluido y podrá concretarse la negociación en un plazo satisfactorio para ambas partes.






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.