Compañías europeas muestran tendencia a la baja
La declinación ha afectado a sectores tan diversos como productos de lujo, alimentos y equipamiento industrial. Bloomberg/La República
Enviar

Compañías europeas muestran tendencia a la bajae

Mientras los inversores se preparan para los días más activos de ganancias esta semana, compañías como Unilever NV y BASF SE intentarán explicar la tendencia descendente que ha afectado a las empresas europeas en el tercer trimestre.
Entre las compañías se cuentan SAP AG, Philips Electronics NV, Electrolux AB y la farmacéutica GlaxoSmithkline Plc. Los analistas ya han respondido a una serie de noticias negativas con la reducción de las estimaciones de ganancias para las compañías del Índice Euro Stoxx 50. Pronostican una ganancia de 218,82 euros por acción para 2014, menos que los 237,38 de principios de año, según datos que recopiló Bloomberg.


Las ganancias en su mayor parte negativas que se esperan siguen a las malas noticias del mercado de la semana pasada, que comprendieron el período de baja más prolongado en más de una década del Stoxx 600. El S&P 500 ha bajado 6,2% respecto del récord de hace un mes mientras crece la presión a favor de un estímulo del Banco Central Europeo en momentos en que a la zona del euro –que integran 18 países- le cuesta recuperarse de la crisis de deuda soberana y de las medidas de austeridad que le siguieron.
“Volver a crecer es un desafío y tenemos que invertir en hacerlo”, dijo Johan Dennelind, ejecutivo de TeliaSonera AB, luego de dar a conocer las ganancias el 17 de octubre.
“No hay que dormirse. Los que aprovechen la oportunidad de invertir en momentos difíciles se verán recompensados”.
Nestlé SA pronosticó la semana pasada un cuarto trimestre difícil luego de que las ventas de nueve meses quedaran por debajo de las estimaciones, lo que llevó a los analistas a preguntarse si la mayor compañía de alimentos del mundo alcanzará su objetivo anual de ventas. Syngenta AG, la productora de químicos para la agricultura, redujo sus perspectivas de margen en el marco de la devaluación de la moneda en Rusia y Ucrania.
“No hay vientos de cola. El crecimiento en los mercados desarrollados no se recupera. Europa no es un lugar fácil en cuanto a precios, y la presión de los minoristas es muy grande”, dijo el jerarca de Nestlé, Paul Bulcke.
La declinación ha afectado a sectores tan diversos como productos de lujo, alimentos y equipamiento industrial.


Bloomberg


Ver comentarios