Caída del petróleo es un regalo navideño para los consumidores
Enviar

Caída del petróleo es un regalo navideño para los consumidores

201410192309430.b.jpg
Los estadounidenses gastan alrededor de $230 millones diarios menos en gasolina que el 4 de julio. Shutterstock/La República
Los operadores de petróleo podrían ver la caída del 27% de los precios mundiales como un mercado bajista. Para los consumidores estadounidenses, es más bien un regalo navideño anticipado.
La baja del crudo ha hecho caer el precio minorista de la gasolina más de 50 centavos por galón respecto del nivel más alto del año, registrado en abril. Eso significa un ahorro anual de $500 para el hogar estadounidense promedio, que consume unos 1.000 galones de combustible por año, de acuerdo con los datos de la Administración Federal de Autopistas y la Administración de Información de Energía.

“Es como si alguien nos pusiera dólares en el bolsillo”, dijo telefónicamente el 14 de octubre David Hackett, presidente de Stillwater Associates, firma consultora de energía de Irvine, California. “Eso significa regalos de Navidad, salidas a comer, poder hacer algo”.
La baja de la gasolina es el mayor beneficio que han recibido hasta la fecha los consumidores estadounidenses por el auge récord de la producción nacional de petróleo, aumento que contribuye a un exceso de oferta de crudo en el mercado mundial y a una caída de los precios internacionales. La gasolina estadounidense se está exportando en niveles récord para esta época del año.
El precio minorista promedio bajó 1,9 centavos, a $3,144 el galón, informó la agrupación automovilística AAA de Heathrow, Florida. El precio está por debajo del pico máximo de este año de $3,696 en abril y es el más bajo desde febrero de 2011. Los contratos de futuros cayeron 86 centavos en la Bolsa Mercantil de Nueva York en el mismo período, lo que indica que podría haber más descensos en el surtidor.
La gasolina sigue los pasos de la caída general del mercado petrolero. El crudo Brent, la referencia mundial, cerró a $84,47 el barril el jueves pasado en la bolsa ICE Futures Europe de Londres, después de caer a $82,60, el nivel más bajo desde noviembre de 2010. El crudo West Texas Intermediate, la referencia en los Estados Unidos, cerró a $82,70 en la Bolsa Mercantil de Nueva York, después de caer por debajo de los $80 por primera vez desde 2012.
Los precios están bajando en tanto la producción petrolera estadounidense llega al nivel más alto desde 1985 y la Organización de País Productores de Petróleo produce más que nunca en un año. Al mismo tiempo, la Agencia Internacional de Energía rebajó su perspectiva de crecimiento del consumo mundial para este año y el que viene en un informe del 14 de octubre.
Los estadounidenses gastan alrededor de $230 millones diarios menos en gasolina que el 4 de julio, sobre la base de los precios y el consumo, dijo Michael Green, portavoz de AAA, la mayor agrupación automovilística del país, en Washington.
La mayoría de los consumidores está pagando $5 a $15 menos para llenar el tanque que en torno al 4 de julio, señaló Green en un correo electrónico del 15 de octubre. “Es dinero que la gente puede usar para ahorrar o para otros gastos en la temporada de compras navideñas”, añadió.

Bloomberg


Ver comentarios