Enviar
Bush reducirá gradualmente tropas en Irak

Mandatario estadounidense aseguró que la reducción del número de soldados de EEUU es aprobada por los líderes iraquíes

Washington
EFE

George W. Bush, presidente de Estados Unidos, está dispuesto a reducir el número de tropas en Irak de manera paulatina y en función del éxito que tengan.
“Cuanto más éxito tengamos, más tropas volverán a casa”, señalará Bush en un discurso dirigido a la nación que pronunció a las 21.00 horas de ayer (01.00 GMT del viernes).
A pesar de esta flexibilidad, Bush subrayó que cualquier reducción de contingente estará supeditada a que los “comandantes en el campo de batalla tengan los soldados y la flexibilidad que necesitan para derrotar al enemigo”.
“Ahora, gracias a la importancia del éxito que estamos viendo en Irak, podemos empezar a ver como nuestras tropas vuelven a casa”.
Ello, según Bush, permitirá superar el enfrentamiento entre los que creen que el éxito en Irak es esencial para la seguridad de Estados Unidos y los que creen que las tropas deben volver a casa.
“Por primera vez en años, los que han estado en lados opuestos en este complicado debate, podrán volver a estar juntos”, dijo anoche el presidente a la nación.
Bush explicó además que la paulatina reducción de las tropas cuenta con el apoyo de los líderes iraquíes, que entienden que “para lograr el éxito es esencial que exista un compromiso político, económico y de seguridad, que vaya más allá” de su presidencia.
Bush defendió ayer en su discurso que “lograr un Irak libre es imprescindible para la seguridad de los Estados Unidos”, algo que deben compartir todos los estadounidenses.
El presidente se dirigió en su intervención, de manera expresa, a los miembros del Congreso, que está bajo el control del opositor partido demócrata, a los que instará a “construir juntos una política de fortalecimiento en Oriente Medio”.
“Les doy las gracias por suministrarnos los recursos y los fondos cruciales para nuestro ejercito. Y les pido que se unan conmigo en apoyar las recomendaciones que ha hecho el general Petraeus (David, jefe de las tropas estadounidenses en Irak) y el nivel de tropas que él ha pedido”, dijo Bush a los congresistas.
Esta renovada estrategia de la Casa Blanca, a juzgar por varias encuestas publicadas ayer en Estados Unidos, revela que Bush cuenta ahora con un mayor apoyo en su estrategia en Irak, aunque no en su gestión global como presidente.
El discurso de Bush recogió las recomendaciones realizadas por el general Petraeus y el embajador de Estados Unidos en Irak, Ryan Crocker.
Petraeus dijo en el Congreso que con el mayor despliegue militar los asesinatos sectarios se han reducido en un 50% en todo el país desde enero pasado, y en un 80% si se tiene en cuenta sólo Bagdad.
En cuanto a la falta de avances en la estabilidad política en Irak, Bush argumentará que los iraquíes están “sentando las bases para su reconciliación nacional”, aunque “es una dura tarea la que tienen por delante”.
La reducción de las tropas a la que se refirió el presidente ha dado nuevos argumentos a los demócratas para las críticas, especialmente para los que reclaman el regreso de todos los soldados.
La senadora y aspirante demócrata a la presidencia Hillary Rodham Clinton considera que la medida llega tarde, además de ser inaceptable para el Congreso, según una carta dirigida a Bush.
Para los demócratas, este discurso de Bush no supone un cambio de estrategia, pues, al final, el nivel de tropas que se alcanzará el próximo verano quedará situado en 130 mil soldados, el mismo que había en enero pasado, antes de que la Casa Blanca decidiera el último incremento.
Además, los opositores se muestran muy críticos con los pocos resultados logrados desde enero, especialmente porque no se ha progresado en la ansiada reconciliación nacional de Irak.
El senador demócrata Jack Reed, elegido por su partido para responder en televisión al discurso de Bush, insistirá esta noche en la necesidad de “cambiar de rumbo” y “dejar de poner en peligro a los soldados estadounidenses, solo para darles seis meses más de espacio a los políticos iraquíes”.
Ver comentarios