Enviar
Ahorrando para el futuro

En la edición anterior de Zona de Inversión se hizo hincapié en la necesidad de contar con un excedente de recursos para poder ahorrar. El ahorro es necesario para establecer planes a futuro, ya sea en el corto, mediano o largo plazo.
En este último caso, se trata de guardar recursos que no se van a utilizar pronto, ni es 100% seguro que se vayan a utilizar en el futuro. Son dineros que servirán para proveer el sustento del ahorrista en los años en que ya no es productivo.
La mejor forma de guardar estos recursos es a través de un plan de pensiones, en el que al individuo se le rebaja una pequeña parte de sus ingresos fijos
Si no fuera porque la ley costarricense obliga a los asalariados a someterse a un régimen de pensiones, ni el 10% de la población estaría cubierto por este sistema.

Muy a largo plazo
Quizás lo que hace poco atractivo para la gran mayoría el estar afiliado a un plan de pensiones es que no tiene acceso a los recursos hasta que llegue su edad de retiro, según la ley, en torno a los 65 años. Un joven ejecutivo de 25 años poco puede interesarle el tema cuando faltan más de 40 años de vida útil.
Es un tema cultural, en que la previsión y el futuro no son metas prioritarias de la ciudadanía. Llama la atención cómo la gran mayoría de los afiliados a planes de pensiones corrió a las distintas operadoras de pensiones para solicitar el retiro de los recursos del Fondo de Capitalización Laboral (FCL), con el fin de hacer gastos de muy corto plazo, cuando esa no es la verdadera intención de este fondo.

Necesidad urgente
Sin embargo, ahora es el momento de iniciar un plan serio de pensiones para el futuro. El sistema tradicional de pensiones proporcionado por la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) ha estado cerca de colapsar.
Esto sería sumamente grave si se piensa que actualmente el promedio de vida supera con facilidad los 75 años. A esa edad, las personas requieren muchos cuidados médicos y fármacos que pueden tener un alto costo.
Se suma a esto el derecho de cada persona a tener una buena calidad de vida y a mantenerla en sus años de retiro. Esto no es posible si depende únicamente de las posibilidades económicas de un sistema que no tiene garantizada su supervivencia en 30 ó 40 años.


Recuadro: Sépalo

*No gaste todo lo que tiene. Acostúmbrese a guardar aunque sea una pequeña porción de sus ingresos. Tenga en mente su futuro.

*Si es trabajador independiente, tome en cuenta que el ahorro personal o las cuotas de un seguro voluntario no respaldan totalmente su retiro. Debe afiliarse a un plan voluntario y mantenerse en él hasta que decida retirarse.

*La disciplina es la clave. Cuanto más joven comience un plan de pensiones, mejor será la calidad de vida en su vejez.

*Vivir una vejez digna o depender de la caridad que un gobierno con escasos recursos pueda ofrecer depende de la responsabilidad de cada persona con su futuro.



Ver comentarios