Velocidad telecom choca con lentitud administrativa
Si nadie puede saber hacia donde vamos, porque no hay un Plan Nacional de Telecomunicaciones, qué confianza pueden tener los operadores, dijo Hannia Vega, exviceministra de Telecomunicaciones. Gerson Vargas/La República
Enviar

Nuevos servicios y precios competitivos quedan estancados

Velocidad telecom choca con lentitud administrativa

Sector público no responde a condiciones del mercado



RESUMEN EJECUTIVO
Los consumidores contarían con servicios telecom de punta, desde el Internet de las Cosas hasta videoconferencias, así como precios competitivos, si se agiliza el régimen administrativo en el sector.
Se trata del uso racional de las frecuencias, así como la fijación de precios, acorde con las condiciones reales del mercado.
Sin embargo, el Gobierno ha quedado atrasado en realizar las reformas necesarias para dinamizar el sector.

Con el uso eficiente de las frecuencias, el usuario podría ver televisión en alta definición, automatizar la casa desde el celular y participar en videoconferencias, entre otros servicios, al contar con mayor velocidad.
Sin embargo, estos servicios no están disponibles en Costa Rica, donde el usuario típico de la telefonía móvil 3G descarga voz y datos a una velocidad de hasta 2 megabits por segundo (Mbps), mientras el usuario de 4G dispone de una velocidad no mayor a 10 Mbps.
A cambio, el usuario mexicano 3G típico goza de una velocidad de hasta 10 Mbps, y el de 4G cuenta con hasta 30.
En cuanto a los precios, el usuario tendría mejores condiciones una vez que la Sutel declarara la competencia efectiva en el sector telecom, permitiendo a los operadores cobrar precios de mercado.
En este momento, los costos de varios servicios están fijados de forma imprecisa y hasta arbitraria, incluido el del 4G, que se mantiene alto, al estar basado en conexiones a Internet de línea fija.
El principal factor que limita la velocidad, tiene que ver con una subutilización de frecuencias disponibles, asignadas en muchos casos por hasta 99 años a varias emisoras televisivas y radiales, así como a radiobases y otras empresas telecom, incluido el propio ICE, que en muchos casos ni siquiera están aprovechándolas.
Tampoco pagan por el derecho de usar la frecuencia, se trata de un honorario anual simbólico de pocos miles de colones.
Por otro lado, el monto pagado por Claro y Movistar por los derechos de usar las frecuencias es del 1% de sus ingresos trimestrales.
“Estamos estancados en temas prioritarios para el país, y si queremos estar adelante en materia tecnológica no podemos quedarnos atrás”, dijo Fabio Masís, director ejecutivo de Cámara de Infocom, que reúne a unos 60 fabricantes de equipo y proveedores de servicios.
Lo que se necesita para que avance el sector es la versión final del Plan Nacional de Desarrollo de las Telecomunicaciones y el Plan Nacional de Asignación de Frecuencias.
Sin embargo, el nuevo régimen todavía no ha sido presentado por el gobierno, que durante su primer año sufrió la salida de Gisela Kopper, ministra de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones, así como del viceministro Allan Ruiz y los cuatro directores de área.
En lo que a los precios se refiere, la Sutel sigue estudiando el mercado, para comprobar que ya cumple con varios criterios, como cobertura, calidad de servicio y número de usuarios.

201506282153310.10-11-TELECOM2.jpg
La realidad es que muchos de los temas están en estudio, como el Plan Nacional de Telecomunicaciones que debió salir el año pasado, pero el mundo no espera, aseguró Fabio Masís, director ejecutivo de la Cámara de Infocom. Esteban Monge/La República

201506282153310.11.png

Johnny Castro
[email protected]

 

Ver comentarios