Se populariza eco-romería entre peregrinos
Enviar
Clasificadores de basura se colocaron a lo largo de recorrido
Se populariza eco-romería entre peregrinos

Estiman recolectar 30 toneladas de desechos

Unas 30 toneladas de basura planean recolectar durante la eco-romería.
Al igual que el año pasado, la Iglesia junto a organizaciones ambientales, universidades e instituciones públicas y privadas, unieron esfuerzos para evitar que las festividades del 2 de agosto dejen un sucio recuerdo.

Para ello, dispusieron 70 clasificadores de desechos a lo largo de los 17 kilómetros que separan Curridabat y la Basílica de los Angeles en la Vieja Metrópoli.
Esto significa que cada 350 metros habrá recipientes de basura.
Asimismo, al llegar al parque de Tres Ríos los peregrinos pasarán por una feria, donde podrán conocer las iniciativas de empresas y organizaciones en la reutilización de residuos.
Paralelamente, unos 2 mil voluntarios ayudarán a las personas a desechar adecuadamente la basura en contenedores especiales para aluminio, papel, vidrio, plástico y materia orgánica.
La festividad religiosa en honor de la Virgen de los Angeles moviliza cada año alrededor de 2 millones de personas hacia Cartago.
Esto ha provocado montañas de basura en el pasado, que han obligado a las municipalidades de Cartago, Curridabat y Tres Ríos, a contratar hasta 40 camiones recolectores de basura para limpiar las calles.
Para este año el proyecto de eco-romería tiene como meta mejorar los resultados del año pasado, cuando se redujeron en un 96% las toneladas de basura generadas por esta actividad.
Al mismo tiempo, se pretende superar la separación efectiva de los desechos, que en 2011 ascendió a un 82%.
El año pasado la eco-romería recolectó 80 mil botellas plásticas, 2 mil kilogramos de residuos orgánicos, 5 mil latas y 5 mil envases de tetrapack. Además 27 toneladas de material orgánico y 970 kilogramos de papel, cartón y bolsas.
Todo esto se recicló y con el dinero se realizaron mejoras en centros educativos públicos de Cartago y La Unión.
“Estamos uniendo al culto a María, la responsabilidad con el ambiente. Esto es sumamente importante, porque para los cristianos la naturaleza es creación de Dios y hay que cuidarla”, expresó Hugo Barrantes, arzobispo de San José.

Esteban Arrieta
[email protected]

Ver comentarios